Orica espera que su planta de explosivos en Lurín se convierta en el eje de sus exportaciones al mundo

Orica espera que su planta de explosivos en Lurín se convierta en el eje de sus exportaciones al mundo

Orica tiene un plan de inversión de US$ 20 millones en los próximos tres a cuatro años para Lurín. Félix Torres, vicepresidente de Negocios de América Latina de la gigante del negocio de explosivos de Australia, en una entrevista concedida al medio Gestión, dijo que en la empresa creen que su planta en Lurín (Lima) “está habilitada para ser ese hub de explosivos de Orica, pasando a ser una de las principales del sistema de iniciación a nivel mundial”. 

Torres sostuvo que su planta en Lurín ya produce  detonadores electrónicos, producto que antes importaban de Canadá, y planean mejorar su producción de explosivos convencionales. Desde Lurín, en Orica esperan elevar sus exportaciones explosivos. “Estimamos poder incrementar los envíos entre US$ 100 millones y US$ 130 millones. Esto lo lograremos con la planta a plena capacidad, entre 2022 y 2023”, dijo. Orica adquirió la peruana EXSA hace dos años.

Ahora bien, refirió que la empresa no planea instalar “un centro de innovación como desarrollo de la investigación pero sí pasa a ser un centro de fabricación mundial. Hay tecnologías que tenemos en otros países y se ha combinado con la capacidad productiva de Perú, y eso permitirá que la minería sea más sostenible”.

Orica, al Perú, trae Powerex, un producto que reemplaza la dinamita. “Estamos haciendo pruebas con clientes y en 2022 lo que esperamos es una conversión absoluta de un producto a otro”, dijo Torres. “Han sido pruebas exitosas y estamos en el proceso de aumentar la productividad para el reemplazo. A marzo del siguiente año esperamos que ya no fabriquemos los productos a base de dinamita y haber reconvertido ese mercado”.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)