Opinión | El difuso concepto de «rentabilidad social»

Opinión | El difuso concepto de «rentabilidad social»

Por Miguel Arias, especialista en Derecho Minero

En su reciente mensaje a la nación del 28 de julio de este año, el profesor Pedro Castillo hizo mención a un novísimo requisito que todo proyecto minero debe cumplir para que pueda operar, este responde a la denominación de “rentabilidad social”. Textualmente señaló en su discurso que “si un proyecto NO tiene rentabilidad social, simplemente NO VA”. Para entender un poco más acerca de este novedoso “requisito” anunciado por el profesor Castillo, es necesario escudriñar lo que señaló en su discurso, lo que nos permitirá descifrar a que se refiere con “rentabilidad social”. Es así que en el mencionado discurso se hizo mención a que este es un criterio superior a la licencia social, lo que desde ya resulta sumamente preocupante.

Al respecto y como es ampliamente conocido, en nuestra normativa minera no existe el término de “licencia social”, de allí que medir a la rentabilidad social como un criterio superior al de la licencia social resulta del todo impracticable desde un punto de vista legal, lo que para toda empresa minera atenta contra el principio de seguridad jurídica que todo país debe garantizar a quienes arriesgan importantes inversiones en proyectos mineros.

Tratando de comprender al profesor Castillo, podemos deducir que él, como muchos otros, entiende que en los hechos la licencia social es el permiso, autorización o venia que deben otorgar los pobladores que residen en el área de influencia directa e indirecta de todo proyecto minero. Si los pobladores no prestan este consentimiento, simplemente se hace imposible que una empresa minera pueda desarrollar su actividad minera porque se le impide o bloquea el acceso al proyecto o hasta le destruyen o invaden sus instalaciones ya construidas. Así, para obtener la licencia social, se hace necesario celebrar convenios con los pobladores para lo cual la empresa deberá asumir una serie… Puedes seguir leyendo esta columna en nuestra edición digital de Energiminas 88 hacienco clic aquí.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)