No, las acciones de Hochschild aún no se recuperan tras declaraciones de Mirtha vásquez en noviembre

No, las acciones de Hochschild aún no se recuperan tras declaraciones de Mirtha vásquez en noviembre

El 2021 fue un año muy sólido para Hochschild Mining pues logró sus objetivos de producción y costos. Todas las minas de la compañía estaban operando con normalidad, hasta que a fines del año pasado, declaraciones de la presidenta del Consejo de Ministros de ese entonces, Mirtha Vásquez, pusieron a la organización en una situación compleja. Vásquez, en una reunión con pobladores de la región de Ayacucho, dijo que pronto cerrarían cuatro minas que operan allí, mostrando un absoluto desconocimiento de la legislación y de los procesos mineros globales. Dos minas de Hochschild están en Ayacucho —Inmaculada, la más moderna, y Pallancata—. Cuando dijo esto la expremier, en noviembre pasado, las acciones de la productora de oro y plata cayeron un tercio en la Bolsa de Valores de Londres, debido a las perspectivas negativas, y hoy, marzo, aún no recuperan sus niveles previos a lo dicho por Vásquez. 

Las acciones de Hochschild cotizaban en las 170 libras antes de las declaraciones de Mirtha Vásquez, que renunció al cargo desencantada por la forma en que el presidente Pedro Castillo gestiona el Ejecutivo y como una muestra de respaldo a un ministro que ella puso en la cartera del Interior, Avelino Guillén, pero cuyas recomendaciones de ascensos fueron ignoradas por el presidente; hoy las acciones de Hochschild superan ligeramente las 120 libras. En diversas apariciones con prensa, Ignacio Bustamante explicó una y otra vez que, la población, cuando ve un plan de cierre de mina, «tiende a entender que la mina está cerrando o que está obligada a cerrar en un día determinado del año, mientras que el plan de cierre se estima durante un cierto período estimado» porque «es un documento dinámico, vivo, que cambia con el tiempo y básicamente responde a sus planes de minería actuales». 

Al cierre de marzo. Las acciones de la empresa están aún lejos de sus niveles de noviembre, anteriores a las declaraciones de la expremier.

A modo de ejemplo, explicó que cuando comenzó Inmaculada, esta tenía 7 años de vida útil, «por lo que presentamos nuestro plan de vida útil de la mina y también presentamos un plan de cierre de la mina para cuando cerremos Inmaculada en 7 años». Pero si se encuentran más recursos, entonces se modifica el plan de cierre. Ahora Hochschild presentó con anticipación un nuevo plan de evaluación de impacto ambiental de Inmaculada para los próximos 20 años, hasta 2041, «con todos los nuevos recursos que hemos incorporado en la compañía», dijo Bustamante. «Así que ese es el plan que actualmente está en proceso de aprobación».

A inicios de abril. Con todo, la empresa anticipa un muy buen 2022.

Ignacio Bustamante, consejero delegado de Hochschild, anunció en un call con inversionistas que el plan de cierre de Inmaculada ha sido extendido por dos años más, «lo cual es un mensaje positivo», refirió. «Y la modificación del EIA de Inmaculada, que permitirá que Inmaculada vaya hasta 2041, está programada para ser aprobada durante la segunda mitad de este año. Así que nos estamos moviendo bien en esa dirección. Y tenemos nuestras tarifas de producción para 2022, estamos estimando entre 360.000 y 375.000 onzas de oro o entre 26 y 27 millones de onzas de plata para 2022». «Así que ahorita estamos en la última etapa del proceso de aprobación que básicamente lo coordina el Senace, que es la autoridad técnica ambiental encargada de dar el permiso. Así que nuestro objetivo es tener ese nuevo EIA para Inmaculada en la segunda mitad de este año y eso debería permitir que la mina continúe produciendo hasta 2041», remachó el ejecutivo.

Pese a todo, el aumento de los precios de los metales y acaso… Puede seguir leyendo este artículo gratuitamente en la edición N°93 de la revista Energiminas aquí.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)