«No iremos a conversar, iremos a abrir esa válvula»: mineros de Cuajone están listos para recuperar reservorio tomado por comuneros

«No iremos a conversar, iremos a abrir esa válvula»: mineros de Cuajone están listos para recuperar reservorio tomado por comuneros

Trabajadores de la mina Cuajone advirtieron que se enfrentarán a los comuneros que mantienen bloqueada una represa, medida de fuerza que los tiene sin agua desde hace unos 50 días. Los trabajadores emitieron un pronunciamiento con un ultimátum contra los comuneros en el que daban 24 horas «para que el agua llegue a Cuajone o habrán consecuencias». «Nos hemos movilizado y seguiremos movilizándonos por la desesperación de nuestras familias y por el llanto de nuestros hijos, por la necesidad de trabajar, porque ya son dos meses de mecida indiferente que sabemos que seguirán prolongando sin que se exija que nos devuelvan el recurso vital», dice el pronunciamiento. «Pagamos nuestros impuestos, y no es posible que no hagan nada por nosotros», dijo uno de los trabajadores de Southern. «No iremos a conversar, iremos a abrir esa válvula».

Desde hace más de 50 días, las comunidades de Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala, de Moquegua, tienen tomado el reservorio hídrico Viña Blanca de la mina Cuajone, propiedad de la minera Southern Perú Copper Corporation. Ante esta situación, Raúl Jacob, Vicepresidente de Finanzas de la compañía, dijo que si no se encuentra solución a la actual situación, la minera se ve bajo la amenaza de suspender sus actividades económicas en la zona.

Los trabajadores advierten al gobierno que si sus derechos básicos no les son restituidos «dentro de las 24 horas, las masas trabajadoras y sus familias nos movilizaremos a la represa de Viña Blanca para liberar el agua con nuestras propias manos».

Trabajadores de Cuajone se alistaban este jueves para dirigirse al reservorio Viña Blanca. En un video subido a Facebook por un integrante del sindicato, se escuchaban arengas sobre su intención de subir hacia el reservorio, tomado por los comuneros, y abrir, a como dé lugar, la válvula de agua de la que se abastece Cuajone. «Estamos listos para subir, estamos preparados» decían en alusión a su advertencia de enfrentarse, si es necesario, a los comuneros.

Javier Tarrillo, funcionario de la secretaría de Gestión Social y Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), llegó a la zona y pidió paciencia a los trabajadores y que esperen unas horas, mientras termina un diálogo entre el Gobierno y las comunidades que tienen el control del reservorio que, según dijo, se realizaba este jueves. Southern Perú ha informado que la toma del reservorio pone en peligro la vida y la salud de más de 5,000 trabajadores y sus familias que habitan en Cuajone.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)