Newmont se prepara para competir en un mundo con resurgimientos esporádicos o estacionales de Covid-19

Newmont se prepara para competir en un mundo con resurgimientos esporádicos o estacionales de Covid-19

La principal productora de oro del mundo solo tiene en mente adaptarse al cambio y aprender a vivir con el Covid-19. El consejero delegado de Newmont, Tom Palmer, afirmó que este año uno de los duros objetivos de la empresa es evaluar distintos escenarios de resurgimiento de Covid-19 y respuestas ante ello.

Confirmó además que el mayor impacto de la pandemia en las finanzas de Newmont se reflejarán en los resultados del segundo trimestre. “Para 2020, asumimos que el mayor impacto en las operaciones y el desempeño financiero podría ocurrir durante el segundo trimestre”. Sin embargo, la organización analiza otros escenarios en los que podrían ver un resurgimiento del virus más adelante y a principios de 2021. “Finalmente, estamos evaluando un escenario de menor probabilidad en el que hay un impacto estacional recurrente del virus”, dijo Palmer a inversionistas.

En Newmont, dijo, la atmósfera es de optimismo pues están convencidos que “lo peor de la pandemia habrá pasado en las próximas semanas después de que los esfuerzos mundiales para contener o reprimir la propagación del virus comiencen a afianzarse”. 

Reveló Tom Palmer que han comenzado los trabajos de “ramp up” en sus operaciones Cerro Negro (Argentina), Éléonore (Canadá) y Yanacocha (Perú), y suponiendo que Penasquito (México), también lo haga,  la producción de oro de Newmont estará en el extremo inferior de su guía anterior: aproximadamente en los 6 millones onzas de oro atribuibles.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)