Ministro Ísmodes: «Proyecto Alcalá generaría mayores ingresos a un grupo de empresas sobre otros»

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) cree que la revisión integral del sistema eléctrico es necesaria para “lograr tarifas más accesibles y más económicas para el usuario regulado y evidentemente ser competitivos y atractivos para las inversiones del sector que nos garantice el recurso, la electricidad para nuestro desarrollo y crecimiento”. No obstante, califica al proyecto Alcalá (proyecto del congresista de Fuerza Popular, Percy Alcalá, que busca reducir las tarifas eléctricas, Ley 2320) antes como retroceso que avance.

El titular del ministerio Francisco Ísmodes señaló al diario Gestión que el proyecto “desnaturaliza un modelo que ha funcionado durante mucho tiempo”. El funcionario indicó que “si uno va a hacer un cambio de esa naturaleza tiene que hacerlo bajo un estudio amplio e integral para ver cómo funcionaría el mercado después de hacer el cambio”.

Ísmodes Mezzano sostuvo que el proyecto “no es un cambio que esté sustentado en un modelo económico, es un cambio que crea un modelo híbrido, ni siquiera está acorde a otros modelos de otros países de la región”. “Detrás de esta iniciativa, en realidad hay intereses económicos de un grupo de empresas que busca desnaturalizar un modelo económico que ha venido funcionando hace casi 20 años, que es el sistema del método marginalista (de costos marginales de generación eléctrica)”, añadió. “Eso le generaría mayores ingresos a un grupo de empresas sobre otros”.

Para el Minem es claro que el proyecto no beneficiará a los consumidores. Antes bien, dañará a las pequeñas y medianas industrias con un incremento en la tarifa eléctrica. “Pero acá no tiene nada que ver con que se vaya a beneficiar a los consumidores. El análisis de Osinergmin por un lado estás hablando de (una reducción en la tarifa de) 0.5%, que de una facturación de 100 soles, son 0.50 céntimos, pero por otro lado (se habla del posible impacto, el riesgo de perjudicar a pequeñas y medianas industrias con un incremento de su tarifa eléctrica”, comunicó el ministro.

Enel: Usuarios pagarán más por consumo de electricidad, si se aprueba ley 2320

El proyecto del congresista Percy Alcalá ha sido objeto de debate desde que fue propuesto en el 2017. Éste iba a ser discutido en el Pleno del Congreso en mayo, pero regresó a comisión debido a los reclamos de diversos actores del sector. El espíritu de la ley, según sus defensores, es reducir las tarifas eléctricas. Ahora bien, para sus detractores, esta posible norma esconde un truco. La propuesta plantea incluir los costos fijos en la declaración de gas de las generadoras térmicas (hoy solo declaran sus costos variables) y aumentar el rango mínimo —0.2 MW a 1 MW— para ser considerado un cliente libre, es decir, una empresa que no está sujeta al mercado de precios regulado por el Estado y que puede comprar energía directamente de los generadores. A este proyecto se oponen las generadoras.

Según la generadora Termochilca, no todos son costos fijos en las térmicas; también hay costos de gas flexibles que se pueden auditar, y cree que el Minem podría sacar una norma para que se consideren esos costos flexibles como parte de los costos variables auditables y no esperar 6 meses para resolver este problema.

El enfrentamiento entre empresas eléctricas no es novedad para el ministro Ísmodes. “Lo que vivimos hoy ya se ha vivido antes, enfrentamientos siempre entre las empresas eléctricas, aún no han aprendido a convivir en un mercado eléctrico importante que les da utilidades, como es el peruano, no han aprendido a ponerse de acuerdo”, manifestó al diario Gestión.

Minem: «El reto es contribuir al crecimiento del país, especialmente en zonas de influencia de la minería»

Hoy lunes la Comisión de Defensa del Consumidor prevé retomar el proyecto Alcalá. Si ese proyecto prosperara, el Minem lo observará. Ya nosotros hemos dejada clara nuestra posición técnica y de preocupación respecto del consumidor, respecto del usuario libre, de la pequeña empresa, de que este es un proyecto que no les va a traer beneficios, sino que al contrario, hay un riesgo”, zanjó Francisco Ísmodes.

“Lo que necesitamos es fortalecer nuestro sistema eléctrico, ser más competitivos, ser atractivos para más inversionistas, pero siempre cuidando no afectar al usuario regulado ni al cliente libre”, declaró en otro pasaje de la entrevista. El ministro además calificó este desencuentro en el sector eléctrico de “disputa entre un grupo de empresas”nada “orientado a beneficiar al consumidor”. “Acá no se trata de que el Congreso, sin considerar todas las variables, pueda hacer un cambio que desnaturaliza algo que ha funcionado por 20 años. Para hacer un cambio de esa naturaleza, lo que hay que hacer es revisar todos los efectos que esto podría generar porque tampoco podemos dar la impresión que queremos beneficiar a unas sobre otras”, subrayó.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)