Ministerio de Cultura: Muchas veces las comunidades solicitan cosas ajenas a la consulta previa

Ministerio de Cultura: Muchas veces las comunidades solicitan cosas ajenas a la consulta previa

Desde su aprobación hace una década, en el Perú se han dado importantes avances y aprendizajes en los procesos de consulta previa, los cuales garantizan la participación de los ciudadanos indígenas en la toma de decisiones. Sin embargo, Ángela Acevedo, viceministra de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, señaló que existen algunos retos para la implementación de la consulta previa, como el discutir cuál es el mejor momento para hacer la consulta, cerrar la brecha de identificación de pueblos indígenas y fortalecer la calidad de los acuerdos y su cumplimiento.  Contó Ángela Acevedo que la consulta previa es solo para los pueblos indígenas y la hace el Estado y no es un referéndum, es un diálogo. La consulta previa, añadió, no es un veto para las inversiones.

“Cuando la empresa va a solicitar su autorización de inicio al Minem y se le dice: voy a ver si tengo que realizar la consulta o no, generan demoras”, indicó en el Jueves Minero Virtual, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP). Remarcó que se ha trabajado una guía y una norma específica para identificar quiénes son los pueblos indígenas. Y que si bien hay una base de datos de pueblos indígenas, “hay un reto muy importante de cerrar la información que se tiene en la base de datos”, anotó. 

De acuerdo con Acevedo, cuando una empresa ya solo espera la consulta previa para que le den la autorización de inicio, no se entra a un diálogo propiamente dicho con los pueblos indígenas. “Ya estamos en una situación en donde no se cumple con el objetivo claro del proceso de consulta”, remarcó. Agregó que muchas veces se van a dar casos en los que una comunidad solicita cosas que no necesariamente están en el marco de lo que se discute en el proceso de consulta previa, los cuales se deberían canalizar por otros mecanismos. “Ahí también depende de los actores que estén en el proceso de la consulta para ver cómo se discute eso”, dijo. 

En el Perú hasta el momento se han realizado 22 procesos de consulta previa en exploración minera, 2 en explotación minera, 1 en concesión de beneficio y ninguna en concesión de transporte minero y de la concesión de laboral general. “El mayor número de procesos que se ha llevado en minería los podemos identificar en las actividades de exploración, hablamos de más o menos 22 procesos de consulta previa”, comentó.

Indicó que existen también dos retos vinculados con la generación de condiciones para la consulta previa: el cierre de brechas de acceso a servicios básicos de la población asentada en áreas de potencial inversión y fortalecer competencias de diálogo intercultural de los actores relacionados a la consulta previa. 

El proceso de consulta previa es un derecho exclusivo de los pueblos indígenas u originarios que se realiza a través del Estado. En el Perú, la consulta se hace cada vez que hay una medida que afecte sus derechos colectivos. 

Chile y Colombia son países donde también se aplica la consulta previa. Acevedo comentó que en Chile lo que se consulta, a diferencia de Perú, son las medidas que sean causa directa de un impacto significativo y específico de los pueblos indígenas, relacionado a la calificación ambiental y al sistema de evaluación de impacto ambiental chileno. Mientras que en Colombia se consulta los instrumentos ambientales de la explotación minera. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)