Minam: desde el punto de vista ambiental, Tía María no tiene objeciones

El Ministerio del Ambiente (Minam) admitió que el proyecto Tía María, de US$1,400 millones de la empresa Southern Copper no tiene ninguna objeción ambiental. “Tiene su estudio de impacto ambiental, ha cumplido con la normatividad y por eso no hay objeción”, dijo Fabiola Muñoz, titular de la cartera del Minam, en un programa de televisión.

Ahora bien, sostuvo en RPP que en lo social la empresa no ha conseguido convencer a la población de los beneficios del proyecto. “Creo que la relación entre la empresa y sus vecinos no ha logrado tener este diálogo que permita la compresión sobre los beneficios del proyecto y sobre todo de que no se va a impactar una actividad tan sensible en la zona como es la agricultura”, sostuvo. Tía María es un yacimiento ubicado en la provincia de Islay, región Arequipa.

El presidente de la República, Martín Vizcarra, aseguró el miércoles pasado que el proyecto de cobre Tía María, de Southern Copper, asentado en la región Arequipa, no se concretará en su gobierno: “No hay forma que (Tía maría) vaya en este gobierno”. 

Sostuvo el mandatario en Canal N que la licencia de construcción, otorgada por el Ministerio de Energía y Minas en julio de 2019, luego reafirmada por el Consejo de Minería en octubre del mismo año, “no es una licencia social”, y que si el Estado peruano debe hacer frente a un arbitraje con la minera de Grupo México, entonces lo harán. “Tenemos los argumentos para defendernos”, dijo el mandatario. 

Al respecto, la ministra Muñoz dijo: “Lo que ha dicho el presidente es razonable: no están dadas las condiciones sociales” para la ejecución del proyecto, que cuenta con los permisos desde el año pasado para hacerlo”.

“El Gobierno debe liderar la búsqueda de los consensos  tripartitos (Estado, empresa y sociedad civil) necesarios para impulsar la implementación de los proyectos minero energéticos, pues el país necesita de la inversión para acelerar su crecimiento, cerrar brechas sociales y generar bienestar para todos los peruanos”. Así lo señaló  Manuel Fumagalli, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) tras lamentar el anunció de que en el presente gobierno no se podría ejecutar el proyecto minero “Tía María”.

“Un rol fundamental del Estado es velar por el desarrollo del país y, en esa línea, le corresponde promover la inversión privada formal, aquella que ha cumplido con todas las normas y que resulta ambiental y socialmente responsable”, afirmó.

Tía María favorecerá la creación de unos 9,000 empleos formales directos e indirectos durante su construcción y alrededor de 4,800 empleos formales durante sus 20 años de operación, ha explicado la empresa de Grupo México.

Tía María es  el segundo proyecto minero más grande de Arequipa, luego de Pampa de Pongo. Procesará óxidos de cobre de los yacimientos La Tapada y Tía María. El punto más próximo del proyecto al valle de Tambo se encuentra a una distancia de alrededor de 2.5 kilómetros, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa.

La minera ha asegurado que no utilizará agua fresca sino del mar. Mediante una planta desalinizará el agua y la usará en su operación minera.

El inicio productivo del proyecto de cobre de US$1,400 millones de inversión Tía María (Arequipa) estaba previsto para el 2022, pero en Southern, dueña y gestora del plan minero, los planes se han visto trastocados. 

“Creemos que el proyecto debería iniciar operaciones para el 2024”, dijo Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas de Southern Copper, durante la presentación de los resultados financieros al tercer trimestre de la empresa, según Gestión. “Así, nosotros antes tendríamos toda la construcción y toda la relación (con los grupos de interés) en orden”.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)