Mejora de cuellos de botella de Buenaventura genera un ebitda de US$24 millones en 2018

La compañía implementa su programa de mejora de cuellos de botella con el objetivo de incrementar la rentabilidad y fortalecer el modelo de negocio a largo plazo. Como parte de esta estrategia, Buenaventura ha centralizado sus operaciones, reenfocado sus planes mineros en las áreas de mayor margen y optimizando sus plantas de procesamiento.

Como consecuencia de ciertos ajustes en diversas operaciones, el ebitda generado durante el 2018 a nivel grupal por este programa alcanzó los US$24 millones.

Las inversiones en activos de larga duración de la compañía fueron de US$55.9 millones en 2018, en comparación con US$178.3 millones en 2017. Al 31 de diciembre de 2018, la posición de efectivo de la minera alcanzó los US$191.9 millones, en comparación con los US$85.5 millones en 2017.

Con fecha 21 de febrero de 2019, el directorio de Buenaventura propuso la declaración de dividendos de US$0.06 por acción a la Junta Anual de Accionistas que se llevará a cabo el 25 de marzo de 2019.

Buenaventura comunica que la pérdida neta del cuarto trimestre de 2018 fue de US$72.8 millones, en comparación con una utilidad neta de US$8.3 para el mismo período de 2017. La merma se debió principalmente al “reconocimiento de intereses y multas de Cerro Verde por un monto de U$406.6 millones (US$408.9 acumulado en el 2018) relacionada con la disputa de regalías de Cerro Verde con SUNAT que generó una pérdida en la inversión en subsidiarias y asociadas”.

Durante los doce meses del 2018, la producción de los principales metales comercializados ascendió a 245,059 onzas de oro, 22.3 millones de onzas de plata y 34,677 TMF de zinc.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)