Luz del Sur se impacienta y envía múltiples cartas al Ejecutivo pidiendo cumpla sentencia judicial

Luz del Sur se impacienta y envía múltiples cartas al Ejecutivo pidiendo cumpla sentencia judicial

Hay guerras de espadas, con armas de fuego y de cartas escritas en despachos de abogados. De estas últimas es un ejemplo la impaciente solicitud de la empresa Luz del Sur al Ministerio de Energía y Minas (Minem) de que se aplique una sentencia del Poder Judicial, en forma persistente, cuanto antes y como lo estipula el fallo. A costa de un constante envío de misivas conminatorias a las autoridades, las que incluso alcanzaron al expresidente Vizcarra.

Unas veinte misivas, que han llegado a nuestra redacción (algunas de las cuales publicamos), dan a entender el origen de este desencuentro entre una empresa de distribución eléctrica, las empresas generadoras de energía con gas natural y el Ejecutivo, que lamentablemente es ya una constante en el sector eléctrico.

Luz del Sur se impacienta y pide celeridad en una sentencia judicial a su favor.

La primera carta está dirigida al exministro de Energía y Minas, Miguel Incháustegui, con fecha del 21 de setiembre del año pasado, en la que solicitan el cumplimiento de la sentencia “dictada el 3 de diciembre de 2019” en el proceso de popular N°28315-2019-LIMA por la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema que declaró la nulidad del decreto supremo 043-2017-EM. La Corte ordenó al Minem aprobar un nuevo decreto “en un plazo perentorio”. La nueva norma estaba relacionada con los precios de los combustibles de centrales termoeléctricas que utilizan gas natural. 

El reclamo de Luz del Sur se basa sustancialmente en el artículo 22 del Código Procesal Constitucional que establece que “la sentencia que ordena la realización de una prestación de dar, hacer o no hacer es de actuación inmediata”. La molestia de Luz del Sur, palpable en la misiva, era porque había transcurrido “más de un mes” desde que el Minem fue notificado con la sentencia.

Las centrales termoelécticas a gas natural, el meollo de la cuestión.

El 2 de octubre de 2020, Luz del Sur vuelve a enviar prácticamente la misma carta, el mismo pedido, al exministro Incháustegui, en el que se añade una advertencia, en un informe legal, que podría ser interpretada de muchas formas, acaso como celeridad, también como amenaza: “Este incumplimiento, conforme lo indica el profesor Juan Monroy Gálvez… viene configurando el delito de resistencia o desobediencia a la autoridad, tipificado en el artículo 368 del Código Penal”. Y antes añadieron: “El Minem viene incumpliendo con la sentencia al retardar su ejecución”.

Luz del Sur sostiene que los usuarios pagan un sobrecosto en la tarifa porque las hidroeléctricas públicas y privadas que venden aproximadamente (y obligatoriamente por mandato legal) el 50% de su producción en el mercado spot “reciben precios subvaluados” y cercanos a cero que no representan los costos reales de generación. Dicho de otro modo, Luz del Sur las termoeléctricas a gas natural cobran por un costo  en el que no incurren realmente y el Poder Judicial, justo o no, les ha dado la razón. La asunción de Luz del Sur es que, una vez se aplique la sentencia, entonces se “dará señales de precios claras al mercado de corto plazo, garantizando el desarrollo de futuras centrales hidroeléctricas y renovables. Pero la aplicación de la sentencia demora y Luz del Sur,  se irrita y amenaza a todo el aparato estatal y a sus funcionarios con constantes cartas.

Las desavenencias entre la empresa y el Minem alcanzaron su pico por unas declaraciones de Incháustegui que no gustaron nada en Luz del Sur. En una nueva carta la empresa lamenta que el exministro haya declarado a la prensa que la ejecución de la sentencia “será evaluada por el Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES) y aprobada por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin)”. “Lamentablemente, esta posición desacata la sentencia”, aseveró Luz del Sur.

Extracto de una de las tantas cartas de Luz del Sur al Minem.

Esta tercera carta, como las dos anteriores, la firma Mile Cacic, director general ejecutivo de Luz del Sur. Y si bien se dirige expresamente al exministro de Energía y Minas, también incluyeron al entonces presidente Martín Vizcarra, el presidente del Consejo de Ministros Walter Martos, el defensor del pueblo Walter Gutiérrez y el contralor general Nelson Shack.

El reclamo de Mile Cacic llegó luego a manos de Jaime Delgado, el ministro de Energía y Minas de la era de la administración de Francisco Sagasti, el 24 de noviembre. El pedido era el de siempre: que se cumpla la sentencia de la Corte Suprema y que “se apruebe un nuevo decreto supremo que regule la presentación de información relacionada a los precios de los combustibles de centrales termoeléctricas que utilizan gas natural, estableciendo que los factores take or pay y ship or pay son costos variables”, y no fijos como se entienden hasta hoy. El pedido de Cacic, de que se respetara la sentencia del Poder Judicial, de que se respetara y aplicara cuanto antes, también fue remitido a la Confiep, la SNI y ComexPerú. Un pedido de apoyo a los gremios empresariales, a los amigos. “En el mercado libre, los precios de la energía se sincerarán para reflejar su verdadero costo de producción”, conjetura la distribuidora de energía.

«Exhortamos una vez más al MINEM» dice Mile Cacic.

El mismo filón intimidatorio se observa en una carta reciente, fechada el 15 de enero del 2021. Esta vez ya no enviada al Minem sino al Osinergmin, con atención  al presidente del regulador, Jaime Mendoza. La carta es  firmada por el abogado de Luz del Sur, Enrique Ghersi quien prácticamente amenaza con empapelar a los funcionarios implicados en el tema:  “Como demandante en el proceso en el cual se emitió la Sentencia, mi patrocinada buscará que esta se cumpla en todos sus términos y no dudará en exigir las responsabilidades civil, penal y administrativa contra los funcionarios que resulten responsables, conforme a ley.», indica el texto. 

El enfrentamiento entre Luz del Sur y el Minem se atiza cada vez más. El Minem hasta el momento no logra resolver el tema y encauzar el sector eléctrico. Hasta el momento ha presentado un recurso de nulidad,  una acción de amparo y una aclaración de sentencia. El 19 de diciembre pasado, el despacho ministerial emitió el Decreto Supremo 031-2020-EM delegando al COES y al Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) a cumplir con el mandato judicial, de ahí la razón de la carta del abogado Ghersi a Osinergmin, siendo probable que haya enviado una similar al COES, para indicarles, y es interpretación nuestra, que si no aplican la sentencia se atenderán a las consecuencias. Mientras tanto, Luz del Sur, prepara más cartas en un despacho de abogados.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)