Luis Rivera, de Gold Fields: «Soy quechuahablante, y con mucho orgullo»

Luis Rivera, de Gold Fields: «Soy quechuahablante, y con mucho orgullo»

Luis Rivera es el líder de una empresa de la que no se quieren ir: «Los esfuerzos por cuidar a nuestra gente nos han permitido que apenas exista un 1% de índice de rotación de personal»

Luis Rivera ha sido presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) y es uno de los ejecutivos mineros más importantes del Perú. Ocupa actualmente el cargo de vicepresidente para las Américas de Gold Fields. Es pues el rostro y la voz de la empresa de capitales sudafricanos para esta parte del planeta. En nuestro país se encarga de que su operación Cerro Corona, en Cajamarca, marche a buen ritmo, mientras observa el avance de la construcción de Salares Norte, el proyecto de oro de Gold Fields en Chile. Para Cerro Corona, Gold Fields tiene planes de ampliación, pero también busca nuevos proyectos. En la interna, Rivera y su equipo intentan crear una empresa que trascienda. La minería es momentánea, mientras que la reputación puede ser eterna. Operan en la región de Hualgayoc. Allí han llegado para, por supuesto, hacer negocios, al tiempo que buscan mejorar la calidad de vida de sus alrededores: «El distrito de Hualgayoc que usted se imagina, es muy diferente al que actualmente es. Este territorio ha dado pasos importantes en su desarrollo social, económico y productivo», remacha en esta entrevista enfocada en la productividad, en los planes, pero más aún lo que hace la empresa por sus gentes. Luis Rivera está a la cabeza de una industria muy compleja desde todas las aristas sociales y tecnológicas, en un país que suele aparecer a media tabla de los índices que dominan países como Finlandia, Suecia, Canadá o Noruega, o sea, en los índices y estudios que todos quieren aparecer. Pero esa es la visión de Luis Rivera, graduado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos como ingeniero geólogo. Ahora busca una mayor diversidad en la empresa que comanda. Hace dos meses lanzaron el programa Protagonistas Mineras, con el propósito de promover una mayor participación de la mujer en la industria minera. Recibieron más de 1.500 postulaciones provenientes de 10 regiones del Perú. también se han interesado por la movilidad eléctrica. Y no, no utilizan agua de los ríos para sus operaciones. El agua de lluvia la almacenan en su presa de relaves y la reutilizan luego en su proceso productivo. «La minería del futuro no debe perder de vista las verdaderas necesidades de nuestros pueblos y el entendimiento antropológico de su entorno. Conociendo bien la coyuntura social, tendremos una mayor apertura al diálogo»,afirma.

Con respecto a la pandemia, usted dijo en alguna ocasión que “no hay un diplomado en Harvard que nos prepare para la covid-19”. No obstante, ¿cree que estamos preparados para dar un verdadero salto a la sostenibilidad o sobre esta se aprende en el camino, en el hacer?

Claramente la pandemia tomó por sorpresa a todo el mundo y las consecuencias aún las seguimos experimentando, de manera especial en el sector salud. Sin embargo, todos los humanos tenemos innata la capacidad de reinventarnos y adaptarnos a nuevos escenarios. En lo que nos compete a nuestra operación Cerro Corona, y a la industria minera en general, somos el sector que más y mejores prácticas de sostenibilidad realiza en comparación a otros importantes sectores económicos. Desde la actividad exploratoria hasta el plan de cierre de mina, todo este proceso se realiza considerando la generación de desarrollo perenne para todos los actores involucrados en nuestra operación. 

Para ello aplicamos tecnología de punta, optimizamos la energía, el cuidado del agua y operamos con los más altos estándares en seguridad y preservación del medio ambiente. Somos conscientes del cumplimiento del marco normativo y, más allá de ello, tenemos un claro compromiso con el bienestar de todos nuestros públicos: comunidades, Estado, proveedores, clientes y nuestros propios colaboradores. 

«Somos conscientes que el agua es fuente de vida y desarrollo para nuestras comunidades. Por ello, a lo largo de nuestro relacionamiento, registramos una inversión acumulada superior a los 60 millones de dólares, destinados a facilitar el acceso al agua a todas nuestras comunidades», expresó el vicepresidente para las Américas de Gold Fields.

¿Qué sucedió con el proyecto de buses eléctricos para Cerro Corona? ¿Los planes siguen en pie? ¿Hay plazos?

El año 2019 iniciamos un proyecto piloto junto a Engie con las pruebas de un bus eléctrico. Hicimos algunos ajustes necesarios sobre la operatividad de este tipo de vehículos y este año 2021 hemos reforzado esta iniciativa junto a la empresa BYD y ENEL. Nuestra propuesta es introducir gradualmente el uso de una flota de buses eléctricos que nos permitan optimizar el consumo de energía eléctrica y contribuir a mejorar nuestra huella de carbono para los próximos años. 

En esta nueva etapa de prueba, solo operará un bus eléctrico, con una mayor autonomía y sistema de carga mejorado, el cual transportará a nuestro personal desde Cerro Corona hacia la ciudad de Cajamarca y viceversa. El proyecto inicialmente tendrá una duración de seis meses y contribuirá a ahorrar más de 280 toneladas de emisión de dióxido de carbono por concepto de trasporte de personal. Además, se alinea con el cuidado y preservación del medioambiente, lo cual ha permitido a Cerro Corona la obtención de la certificación ISO 50 001.

¿De dónde proviene el agua que utiliza Cerro Corona para su proceso productivo y cómo la cuida?

Gold Fields, desde el primer día de su operación en el año 2008, usó y seguirá usando agua de lluvia. La empresa nunca ha utilizado agua proveniente de otro tipo de fuente. El agua de lluvia la almacenamos en nuestra presa de relaves y la reutilizamos en nuestra operación.

Somos conscientes que el agua es fuente de vida y desarrollo para nuestras comunidades. Por ello, a lo largo de nuestro relacionamiento, registramos una inversión acumulada superior a los 60 millones de dólares, destinados a facilitar el acceso al agua a todas nuestras comunidades. Asimismo, seguimos contribuyendo en la construcción de 2,000 reservorios para almacenar agua en tiempos de sequía, los cuales beneficiarán a 10,000 agricultores de la zona. 

Como socio estratégico, acabamos de concluir una etapa clave en la construcción de un moderno sistema de agua potable para el distrito de Hualgayoc, el cual beneficiará a más de 4,000 personas, quienes dispondrán de agua en mejor cantidad y calidad. Aquí hemos destinado últimamente una inversión superior a los 800 mil dólares. 

¿Salares Norte utilizará el mismo sistema que Cerro Corona o es que será diferente por las condiciones climatológicas propias del desierto en Chile? He notado que Chile tiene un verdadero problema de escasez de agua.

Cada proyecto minero es único, tiene sus propias características geográficas, de infraestructura, ingeniería, entre otros. Salares Norte está ubicada en una zona remota de la Región Atacama a 4,700 metros de altura, tiene proyectado un tiempo de vida de 11 años y espera una producción de doré de 355 mil onzas de oro.

Respecto al agua, Chile tiene muy bien regulado todos sus sistemas y permisos. En este caso, los derechos de agua serán gestionados en los alrededores, contemplando más de 204 litros por segundo y otorgados por la autoridad de agua de Atacama.

Tengo entendido que usted habla quechua. ¿Esa ha sido una ventaja en su carrera profesional? ¿Es una ventaja para quienes se quieran incorporar a la gran minería en el Perú en el futuro?

Soy quechuahablante y con mucho orgullo. Soy cusqueño de nacimiento y gran parte de mi experiencia en minería la viví en Cerro de Pasco, gracias a las enseñanzas de mi padre. Él fue también minero geólogo como yo. Conocer el quechua o dominarlo no se trata de una ventaja, sino de una oportunidad para construir puentes de entendimiento entre las comunidades y la empresa privada. 

La minería del futuro no debe perder de vista las verdaderas necesidades de nuestros pueblos y el entendimiento antropológico de su entorno. Conociendo bien la coyuntura social, tendremos… Esta entrevista aparece en la edición 91 de la revista Energiminas, que puedes consultar gratuitamente aquí.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)