Los trabajos en la industria minera del mañana

Los trabajos en la industria minera del mañana

Los cambios en la industria minera producto de los avances tecnológicos es un hecho. La publicación Travel Insider, de la aerolínea Qantas, de Australia, publicó un informe sobre los trabajos del futuro para la industria minera, informe que fue retuitiado por Glencore, mostrando de ese modo su conformidad con las conclusiones de la nota informativa.

Uno de esos nuevos trabajos que han llegado para quedarse es el de controlador remoto. Por ejemplo, un colaborador de BHP Billiton, desde la Central Queensland Blackwater, supervisa los trabajos en mina a más de 800 km de distancia, desde un escritorio en un edificio de oficinas rodeado de restaurantes y cafés modernos.

Desde aquí, Stacey Bell controla, junto a un equipo, los movimientos de 50 camiones mineros y once perforadoras que trabajan en la mina de carbón Blackwater. “No podría estar más feliz y mi familia lo ama también”, dijo a la publicación la operadora minera, que ahora pasa más tiempo con los suyos que en mina.

Un trabajo para el futuro de la minería es el de reclutador. Como la industria cambia, también lo hace el perfil de colaborador que buscan las grandes empresas. Los electricistas y supervisores de planta lidian con más que circuitos y cableado. Ahora necesitan de conocimientos en instrumentos y hasta una base en programación de computadoras. De allí el surgimiento de empresas, al menos en Australia, que buscan empleados con otras habilidades.

El año pasado, la mina Pilbara anunció que vendería litio directamente a la empresa china Great Wall Motors en lugar de hacerlo de la forma tradicional, a través de un trader de materias primas. Y todo indica que esta es la nueva tendencia: desaparecer a los intermediarios. Si antes la industria buscada gente que colocara sus productos en acerías, ahora quieren gente que los contacte con los fabricantes de baterías.

Otro tipo de colaborador que buscarán las mineras es el operador de equipos autónomos, que controlen los camiones mineros o las perforadoras a cientos de kilómetros de distancia. Y es más, estos no operan no sino dos o más perforadoras a la vez. En la mina Pilbara, otra vez, funcionan las cosas de ese modo. Y sí, de una forma más segura.

Por tanto, y según la publicación de la aerolínea australiana, los trabajos del futuro en la industria minera tienen desde ya una forma y un fondo. Las grandes mineras ya no buscarán decenas de ingenieros sino personal con la capacidad para analizar la data.  Así lo hizo saber el CEO de Rio Tinto, Jean-Sébastien Jacques, quien dijo que la nueva configuración de personal será de este modo: un tercio de ingenieros y el resto procederá de las telecomunicaciones y el análisis de data.

Otro tipo de trabajador que necesitará la industria, en este caso para el mantenimiento de los equipos, es aquel que pueda interpretar los diagnósticos. Con él, aparecen más oportunidades para los ingenieros especializados en tecnología 3D, robótica y sistemas de mecatrónica. Los reclutadores siempre buscan ingenieros con experiencia en el desarrollo de juegos en 3D. Y sí, el área legal necesitará además de un equipo de investigadores del mundo digital.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)