Los avances constructivos en el megaproyecto Quellaveco

Los avances constructivos en el megaproyecto Quellaveco

El megadepósito de cobre en Moquegua avanzaba a un ritmo de Fórmula 1… hasta la aparición del Covid-19.

El coronavirus ha pospuesto todos los planes industriales y demorado también grandes proyectos como Quellaveco, acantonado en Moquegua. Luego de la declaración de emergencia gubernamental en todo el territorio peruano y por quince días, Mark Cutifani, el hombre fuerte de Anglo American, decidió ralentizar las labores de construcción del proyecto de US$5,300 millones.  Anglo American anunció el retiro temporal de la mayoría de los empleados y contratistas de su megadepósito de cobre. Hasta ese momento, el avance de construcción era el de un fórmula uno en varios frentes. El Covid-19, un tropezón en la carrera de montaje de esta mina, no obstante, comenzará su producción en 2022.  ¿Pero qué avances podemos afirmar que se han dado?

En los últimos días, antes de la irrupción del Covid-19, decenas de trabajadores -mecánicos, electricistas, andamieros, riggers y operadores de grúa- han concretado un gran avance en la construcción del megaproyecto de cobre Quellaveco: tienen casi listo el ensamblaje y montaje de la monumental grúa puente de marca Konecranes, necesaria para avanzar con la construcción de la planta concentradora Papujune.

Este componente es esencial para el posterior montaje de los molinos de bolas. El puente grúa pesa 78.40 toneladas y permitirá realizar labores de izaje para el montaje de los molinos de bolas y equipos auxiliares. Para el montaje de la estructura especialistas en el lugar utilizaron una grúa móvil de 400 toneladas. El ensamble avanzaba conforme a lo programado, y se esperaba que los trabajos restantes culminaran en la tercera semana de marzo. Pero el aumento de los casos de coronavirus han interrumpido las labores. La primera semana de febrero comenzó el armado e instalación de los puentes grúa en el edificio de molienda, que servirán para el montaje de los molinos de bolas y SAG. Para hacer factible este trabajo, se cconcluyó con el montaje de 2,300 toneladas de estructuras metálicas asociadas al área del edificio de molienda donde se instalarán los molinos, luego de la instalación de los puentes grúa. Según el programa, ahora seriamente modificado,  se esperaba iniciar el montaje de los componentes de los 2 molinos de bolas y 2 molinos SAG en abril.

Lo molinos de bolas cuentan con un diámetro de 8.5 metros y 13.4 metros de largo. En tanto los molinos SAG contarán con 12 metros de diámetro y 7.3 metros de largo. Ambos, de marca Metso, serán accionados eléctricamente.Los molinos que utilizará Quellaveco son los mismos que se han montado en la planta concentradora del gigante proyecto Cobre Panamá, de First Quantum. Estos equipos serán gearless, sin engranajes de accionamiento. Una de las grandes ventajas de estos equipos es que su tecnología de rotación se basa en el electromagnetismo, simplificando  el número de componentes de transmisión. Lo molinos de bolas Metso cuentan con un diámetro de 8.5 metros y 13.4 metros de largo. En tanto los molinos SAG contarán con 12 metros de diámetro y 7.3 metros de largo. Ambos serán accionados eléctricamente.

El equipo Konecranes, para elevar los molinos, será operado a control remoto; previamente al inicio de operaciones harán las pruebas de comisionamiento, que incluirán test de carga fija y en movimiento. El puente grúa de Konecranes cuenta con dos polipastos o sistemas de izaje en un solo módulo. El primero puede levantar 90 toneladas y el segundo, 15 toneladas. La velocidad de traslación del equipo es de 20 metros por minuto. La longitud de recorrido del puente grúa es de 98.4 metros. El sábado 21 de abril de 2019 se dio el primer vaciado de concreto en la plataforma de la molienda de la planta Papujune, que servirá de base para los molinos de la planta de procesamiento de mineral. 

Flotación

En noviembre del año pasado, Anglo American inició la instalación de su sistema de flotación. Este constará de 46 celdas, cada una con una capacidad de 300 m3. Hasta fines de enero, solo dos meses después de comenzados los trabajos, llevan instaladas 18 celdas de flotación. Y ahora, debido a los grandes avances de la obra, a un ritmo galopante y envidiable, en Anglo American se han desafiado a producir su primer concentrado de cobre en el último trimestre de este año, según información a la que ha tenido acceso este medio, que en términos prácticos implica probar cómo funciona su planta de procesos para ese entonces. 

“La meta final de los trabajos en el área es la de conseguir el primer concentrado o first ore para el último trimestre 2020, bajo el estricto cumplimiento de los estándares de seguridad y calidad del proyecto”, se lee en un comunicado interno de la empresa. No obstante, todo lo ha trastocado el coronavirus y muy probablemente Anglo American no llegue a concretar este desafío.

Exactamente el 18 de noviembre de 2019 los equipos de trabajo de Anglo American y las empresas contratistas GyM, GyM Stracon, Scan Global Logistic, Grupo Vivargo y G&T montaron la primera celda de flotación en Quellaveco. La implementación se adelantó exitosamente a lo programado, ya que se esperaba iniciar estas labores en el primer trimestre del 2020. Una celda de flotación está compuesta principalmente por un tanque, un mecanismo de flotación, un colector de mineral (denominado launder) y válvulas que permiten la salida del material residual.

Las celdas son sustancialmente importantes para una operación de cobre pues tienen la función de separar el mineral de elementos no valiosos y el material residual. Burbujas de aire que atrapan el mineral valioso, y lo hacen “flotar” para luego ser llevados a la siguiente fase del proceso. El área de flotación de Quellaveco tendrá celdas Rougher, Cleaner y Scavenger. Las Rougher son para recuperar la mayor cantidad de partículas valiosas (flotación colectiva o primaria). Las Cleaner mejoran el grado de concentración y las Scavenger son para recuperar las partículas valiosas restantes de la flotación primaria.

La responsable de la importante labor de instalar las celdas de flotación es una grúa torre Liebherr. Los trabajos de instalación de este equipo comenzaron en julio del año pasado y desde hace algunos meses se encarga de avanzar con los trabajos de construcción de la planta concentradora en Papujune, en la zona de flotación.La imponente máquina tiene una capacidad de carga máxima de 25 toneladas, y su instalación no es cosa de quita y pon. Requiere tiempo y, sobre todo, conocimiento y personal calificado. Con este equipo se montarán las celdas de flotación, bandejas, tuberías y demás elementos estructurales necesarios en este frente de trabajo.

Tubería de agua

La empresa Techint inició en febrero la etapa de soldadura de la línea de agua fresca del proyecto minero Quellaveco, en Moquegua. El ducto mide más de 88 km y  conducirá el agua desde la zona denominada  “Alta Montaña” hasta la planta de procesos Papujune. La soldadura que está utilizando Techint es Böhler. El 90% de la obra se ejecutará en la zona de Alta Montaña, cuya geografía accidentada y clima adverso representan un gran reto para el personal de Techint, que construye la obra. Los trabajos de la línea de agua fresca dan inicio a un nuevo hito, con la soldadura de los tubos que componen la infraestructura del ducto.La tubería es de acero de carbón, y tiene un ancho de entre 24 y 28 pulgadas. La obra se construye de forma lineal. Su construcción contempla varias fases de trabajo, incluyendo la apertura de pista, excavación de la zanja, tendido y curvado de tuberías, soldadura, revestimiento interno, revestimiento externo, bajada a la zanja, tapada y recomposición del derecho de vía.

Equipos mineros

Anglo American culminó recientemente el ensamblaje de la pala hidráulica CAT 6060, que usarán para la apertura de caminos pioneros y el carguío de mineral en operación. Este equipo móvil es el más moderno del país y será operado por personal debidamente capacitado. Su armado demoró 30 días calendario, y estuvo a cargo de un grupo de más de 12 personas especializadas en mecánica y electrónica. Las tareas se realizaron con personal de Ferreyros y otros contratistas bajo la supervisión de la gerencia de Gerencia AS&R (Mantenimiento) de Anglo American. Las pruebas del equipo se realizaron durante la primera semana de marzo y se espera ponerlo a disposición de Operaciones Mina en el corto plazo, sostuvo Lenin Idrogo, del área de Mantenimiento de  Anglo American.

El equipo tiene capacidad de 3,000 a 3,500 toneladas de carga por hora, 60 toneladas métricas por pasada. Cuenta además con dos motores diésel de 3,000 caballos de fuerza cada uno. Ocho operadores estarán a cargo de este equipo móvil, tomando en cuenta guardias y turnos. Unas 60 toneladas por pasada puede cargar esta pala hidráulica, máquina versátil utilizada para cargar minerales y escombros en los camiones de acarreo durante el proceso de minería en superficie de todo tipo en todo el mundo. En el presente año concluyeron antes con el ensamble de un cargador frontal 994K. Tanto este como la pala hidráulica son equipos esenciales para el carguío de los camiones mineros en el proyecto minero en construcción.  El 994k es el cargador de ruedas más grande de Caterpillar, con el que se puede manipular una carga útil significativamente mayor en comparación a su predecesor, el modelo 994H. Como resultado se obtienen menos pasadas requeridas para cargar camiones mineros, una mayor productividad y un menor costo por unidad de material trasladado. El modelo 994K estándar transporta 45 tons EE.UU. (40,8 tons métricas) por pasada y la versión de levantamiento alto transporta 42 tons EE.UU. (38,1 tons métricas) por pasada: 18% y 20% más, respectivamente, en comparación al modelo anterior. 

En cuanto a equipos de acarreo, llegarán a Quellaveco 50 camiones mineros Caterpillar, y los primeros que han sido entregados al proyecto hasta el momento son tres volquetes modelo 777G, además de un tractor de orugas modelo D10T, también Caterpillar. En los próximos dos años se entregarán los 47 equipos mineros restantes. Como es costumbre en una operación minera, los equipos son bendecidos. En esta oportunidad lo hicieron Tito Cacho, gerente general de Operaciones de Anglo American Quellaveco; Carlos Ojeda, gerente de Servicios Técnicos; Henry Delgado, superintendente de Seguridad, y el personal de Anglo American y las empresas Ferreyros y G&T. Con esta entrega, sucedida en octubre de 2019, el área de Mina inició los trabajos de preminado y movimiento de tierra para la construcción de caminos en la zona de mina. Estos camiones CAT cuentan con capacidad de carga útil de 98.3 toneladas y debido a su capacidad permitirán optimizar el tiempo de los trabajos para cumplir las metas en las fechas esperadas. Personal de Stracon se encargó de la conducción de estos equipos.

Anteriormente, a este medio, Tito Cacho concedió una entrevista. En esta sostuvo que están “construyendo Quellaveco para que sea la primera mina 100% digital de Anglo American”. Y añadió: “Podemos decir que para el 2023 tendremos una serie de procesos automatizados que nos garantizarán operaciones productivas y sustentables, las cuales se irán implementando progresivamente”.

Quellaveco será la mina del futuro, digital y hasta la escuela de los mineros del mañana en el Perú, según declararon con anterioridad dos importantes ejecutivos a este medio, y sus acciones lo corroboran. Anglo American adquirió además tres perforadoras SmartROC D65, de Epiroc, para construir los caminos pioneros en el sector “zona mina”. La primera llegó en noviembre del año pasado y la segunda lo ha hecho hace poco, en 2020. La tercera arriará a finales de este año, en diciembre. Con el avance extralargo con tubos de 8 metros, la máquina puede perforar barrenos de producción de 16 metros con una sola barra. También es posible perforar orificios de 229 mm (9 pulgadas) gracias a la potencia del martillo COP M7.

Estos equipos serán operados a control remoto y por un solo operador, desde una consola ubicada a 100 metros de distancia, garantizando la seguridad de las personas, según comunicaciones internas a las que este medio ha tenido acceso. “Estas perforadoras permiten cambiar de forma automática sus instrumentos, configurarlas en cuanto ángulos de inclinación, profundidad de perforación y otros, que hacen que este trabajo sea mucho más eficiente”, resaltó Andrea Lucero, líder de perforación y voladura de Anglo American. Serán nueve en total los operadores que tendrán por encargo operar las perforadoras. Las pruebas del equipo se ejecutaron a inicios de enero y los operadores también realizarán pruebas de campo con la nueva maquinaria. Anteriormente fueron capacitados en modernos simuladores.

Taller de mantenimiento

Sacyr Industrial, una rama de negocios del Grupo Sacyr, en consorcio con Ajani, resultó ganadora en junio de 2019 del contrato de construcción, montaje y puesta en marcha del edificio e instalaciones del triturador primario, de la correa transportadora y del edificio e instalaciones del taller de camiones del megaproyecto Quellaveco. No obstante, nadie fuera de la operación (o acaso muy pocos) saben cómo será el truck shop de la mina de Anglo American en Moquegua. Información interna hecha llegar a este medio devela el misterio. El futuro taller de mantenimiento que construye la española en Quellaveco tendrá capacidad para albergar cinco camiones mineros CAT 794AC y dos equipos auxiliares. El taller contará con áreas de lavado, soldadura y el espacio para los cambios de neumáticos gigantes. El equipo de Anglo American y contratistas realizarán en el truck shop tareas de mantenimiento preventivo y correctivo, además del intercambio de componentes en los valiosos equipos de acarreo. El área responsable de gestionar el futuro taller será la división de Estrategia de Activos y Confiabilidad de Anglo American. El taller de mantenimiento contará además con un laboratorio de aceites y combustibles para garantizar la calidad y buena condición de los equipos. Sacyr, al cierre de 2019, obtuvo ingresos en Perú por un total de 39 millones de euros. Ferreyros, empresa bandera de Ferreycorp, entregará a Quellaveco una importante flota de equipos de producción minera Caterpillar, acompañada de soporte especializado –este último por un periodo de cinco años–, por más de US$ 500 millones.

Una presa para dotar de agua a Quellaveco y los ciudadanos

Anglo American construye la presa Vizcachas, ubicada en la zona altoandina de Moquegua. Este es un punto angular en el megaproyecto de cobre pues garantiza el agua para la operación y más aún para la población circundante de Moquegua y hasta del valle de Tambo, en Arequipa. Vizcachas es al mismo tiempo una infraestructura esencial para la mina y una obra social, pues entregará agua limpia en los meses de estiaje. La presa estará lista este mes de marzo. Vizcachas almacenará hasta 60 millones de metros cúbicos, con capacidad de entrega de agua de hasta 28 millones de metros cúbicos por año. De esta cantidad, Quellaveco solo usará para sus operaciones 4 millones de metros cúbicos anuales en promedio, que serán bombeados hasta la mina a 95 km de distancia, y este año ha comenzado su embalse. La mayor cantidad del agua será para las poblaciones. La tarea de construcción reace en Mota Engil Perú. En enero de 2018, Mota Engil se adjudicó el proyecto “Presa Vizcachas y Bocatoma Titire” para Anglo American y Fluor. La presa de gravedad Vizcachas es construida con concreto compactado con rodillo. El dique de la presa llegará a los 41 metros en el primer trimestre de 2020, según información interna a la que ha tenido accedo este medio. Ya superó los 30 metros en noviembre. La presa contará con un sistema de compuertas y tuberías de entrega, permitiendo que el agua almacenada pueda discurrir aguas abajo, de acuerdo a los compromisos asumidos por Anglo American. 

Las compuertas estarán montadas en estructuras denominadas “Torres”, las cuales se construyen con concreto armado. Anglo American logró en 2018 el cauce del río Vizcachas, y ahora se enfoca en la instalación de la compuerta para el cierre definitivo del desvío del río Vizcachas; el inicio del proceso de llenado de la presa ya inició. La presa Vizcachas se ubica en el distrito de Carumas, provincia de Mariscal Nieto, aproximadamente a 4,500 msnm; su construcción inició en el 2018 y es el componente hidráulico del proyecto que almacenará los excedentes hídricos en la cuenca del río Vizcachas. La mayoría del agua para operaciones se captará del río Titire, que por su origen volcánico no son aptas para el consumo humano ni agrícola.

El proyecto tiene un avance superior al 50%. Anglo American, la minera global con sede en Londres, desde que anunciara la ejecución de Quellaveco, en julio de 2018, hasta diciembre de 2019, ha inyectado en su futuro yacimiento unos US$1,853 millones. No obstante, lo que preocupa a los entendidos es que luego de este proyecto qué. Estas son al menos las emociones más latentes en la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Su presidente, Manuel Fumagalli, en una entrevista concedida al diario Gestión, dijo que el crecimiento orgánico del sector minero nacional “peligra”, y si las cosas siguen así, lleva razón. Y si antes eran color hormiga, hoy son lo siguiente.

*Este artículo fue publicado en la edición 77 de la revista Energiminas que puedes leer en digital en nuestra página web.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)