Lineamientos sectoriales para transporte de pasajeros abren brecha de seguridad en el sector minero

Lineamientos sectoriales para transporte de pasajeros abren brecha de seguridad en el sector minero

Ante la reciente aprobación de los lineamientos para el transporte aéreo y terrestre interprovincial, se abre una brecha de seguridad para aquellas actividades que han iniciado tareas en la Fase 1 y Fase 2 con altos estándares de cuidado, entre ellos la minería, indicó el consultor en temas mineros, Oswaldo Tovar.

“Esto debido a que con los lineamientos publicados el sábado, un pasajero se podrá subir a un bus o avión sólo con una ‘Declaración Jurada de no tener COVID’ y compartir el bus por 8 horas o el avión por más 1 hora con trabajadores que han pasado control de síntomas y test serológicos en el lugar de origen, exponiéndolos a infección involuntaria la cual sólo se descubrirá luego de 7 días en el lugar de trabajo y exponiendo a otros compañeros de trabajo a una serie de contagios en cadena”, precisó.

Explicó que la declaración jurada puede ser una buena herramienta de aplicación legal para eximir de responsabilidad a la empresa de transportes por posibles contagios pues es el pasajero quien “declara estar libre de covid” y asume esta responsabilidad. Sin embargo no brinda ninguna seguridad real ni a los pasajeros ni a la tripulación de que no existirán contagios al interior del bus.

Hasta la fecha los sectores minero eléctrico e hidrocarburos -que han reiniciado actividades en las Fases 1 y 2- han implementado medidas muy drásticas y celosas de control a sus trabajadores. Existen inclusive 8 empresas mineras que hacen tamizaje doble (pruebas serológicas y moleculares).

“Con los lineamientos publicados ayer sábado se abre una brecha de seguridad puesto que un trabajador que ha pasado test serológico en su ciudad de origen (digamos Huancayo), podría viajar su lugar de trabajo final (digamos Arequipa) al lado de una persona que sólo ha llenado una Declaración Jurada, sin ninguna otra garantía para que el trabajador no se infecte y este a su vez reinfecte a otros trabajadores en su lugar de destino, o a sus familias al retornar a sus hogares”, señaló Tovar.

En ese sentido invocó a pensar en alguna alternativa de seguridad, como por ejemplo un servicio diferenciado de transporte para trabajadores con protocolos de seguridad muy estrictos pero sobre todo para personas de alto riesgo, que puedan pasar por un test serológico en el mismo lugar de embarque (terrapuerto o aeropuerto), para lo cual existen dos tecnologías portátiles disponibles en el mercado: a) las de oro coloidal que se leen a simple vista por lo que tienen una baja sensibilidad (70% a 85%), y b) las de inmunofluorescencia que brindan resultados cuantitativos con analizadores portátiles y alta sensibilidad (95%). La segunda claramente elimina el error de interpretación humano puesto que se realiza con un equipo de laboratorio portátil.

“Si un pasajero pudiese elegir entre un bus donde todos los pasajeros han salido en test negativo, o un bus donde todos han llenado una declaración jurada, ¿cuál elegiría?”, se pregunta el consultor. Sostuvo que en el sector minero y energético se debe ser consciente y cuidadosos para exigir a las empresas de transportes las seguridades del caso.

“Debemos pensar en implementar barreras ante el contagio a cargo de un especialista de salud, como son: 1) ninguna sintomatología para ello se debe hacer control de temperatura y saturación de oxígeno, 2) test serológico negativo en el mismo lugar de embarque, 3) buena ventilación y prohibir la recirculación de aire en la cabina, 4) cortinas sanitarias o espaciamiento en la cabina, 5) uso obligatorio de mascarilla confiable, protector facial y dispensador de alcohol portátil para desinfección recurrente de manos”, indicó.

Autor: Carlos Rosas (diseno.capeco@gmail.com)