“Licencia social” de Michiquillay recae sobre los hombros Raúl Jacob, alto ejecutivo de Southern Perú

“Licencia social” de Michiquillay recae sobre los hombros Raúl Jacob, alto ejecutivo de Southern Perú

Southern Perú Copper Corp. (SPCC), a inicios de julio, creó el comité de gestión del proyecto cuprífero Michiquillay, que será presidido por Raúl Jacob, principal funcionario de finanzas de la minera. Este equipo también lo integrarán Edgard Corrales, vicepresidente de Exploraciones de la empresa, e Irma Potes, especialista en desarrollo comunitario.

Este comité es vital para el futuro de Michiquillay pues, en síntesis, será el encargado de gestionar y consecuentemente obtener la “licencia social” del referido plan minero. Mientras de Raúl Jacob será responsable de acercarse al Gobierno Regional de Cajamarca y otras autoridades locales, Corrales coordinará los trabajos técnicos  e Irma Potes dirigirá las actividades de relacionamiento comunitario.

SPCC, controlada por el Grupo México, anunció que invertirá alrededor de US$2,500 millones en el desarrollo del proyecto situado en Cajamarca. El proyecto minero Michiquillay se encuentra en el distrito de La Encañada, que incluye a la comunidad campesina del mismo nombre y Michiquillay, entre 1800 y 3000 metros sobre el nivel del mar. El distrito de la Encañada, con más de 24,000 personas, tiene más doble de población que los distritos de Uchumayo en Arequipa y Chalhuahuacho en Apurímac, en los que se desarrollan los proyectos Cerro Verde y Las Bambas, respectivamente.

“Michiquillay es uno de los proyectos mineros más importantes del país. Está constituido por un yacimiento cuprífero con más de 1.100 millones de toneladas de recursos de mineral y una producción anual de 225.000 toneladas de cobre fino», aseguró anteriormente la compañía en un comunicado. SPCC ganó el proceso de licitación del proyecto minero al presentar un mayor precio de transferencia (US$ 400 millones) y mayor pago de regalías (3%).

Michiquillay es un yacimiento de pórfido de cobre y molibdeno, que contiene además minerales de oro y plata. La mina, devuelto por Anglo American en 2014, empezaría a operar en 2025, según el ministerio de Energía y Minas del Perú. Es por ahora uno de los proyectos sin desarrollar más importantes del mundo.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)