LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS: ANOTACIONES AL VIGENTE RÉGIMEN DE REGALÍAS

LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS: ANOTACIONES AL VIGENTE RÉGIMEN DE REGALÍAS

Beatriz De la Vega, socia líder de Energía e Impuestos de EY

En los últimos días se viene cuestionando la aprobación de ciertos contratos de licencia debido, entre otros aspectos, a contar con un régimen de regalías más “benévolo” en comparación con el que supuestamente debería aplicarse conforme a la Ley Orgánica de Hidrocarburos (en adelante “LOH”) – Ley 26221. Dichas afirmaciones parecieran no tener sustento en lo previsto en esta norma y sus disposiciones reglamentarias. En virtud de ello, a continuación se exponen algunos aspectos relevantes del régimen de regalías vigente en el Perú.

En otras palabras, a más producción, más regalías.

Como un asunto previo, es importante recordar que, de acuerdo al Artículo 66 de la Constitución, el Estado tiene soberanía sobre los recursos naturales. Así, según la LOH, mediante la celebración de contratos-ley (contratos de licencias o servicios en el sector hidrocarburos) puede otorgar a los contratistas la posibilidad de explorar y/o explotar tales recursos. En contrapartida, tales contratistas deben desembolsar hacia el Estado (“Government Take”) dos conceptos a saber: tributos (Impuestos, Contribuciones y Tasas por Permisos Administrativos, etc.) y las regalías (si se trata de contratos de licencia). Nótese que las regalías se pagarán una vez que la empresa entre a etapa de extracción comercial, es decir, luego de incurrir en cuantiosas sumas de dinero en etapa de exploración (etapa de alto riesgo que legalmente tiene una duración de 7 años, según la LOH); no obstante, el contratista sí deberá pagar todos los tributos que estén a su cargo incluso desde el inicio de operación exploratoria.

Concretamente, respecto de las regalías, el Artículo 45 de la LOH establece que los contratistas pagarán una regalía por cada Contrato de Licencia en función de la producción fiscalizada de hidrocarburos. Asimismo, el Decreto Supremo 49-93-EM (en adelante “el Reglamento”) establece la aplicación de las metodologías para la regalía y retribución en los Contratos de Hidrocarburos (de licencia y de servicios, respectivamente). En este contexto, actualmente se contemplan cuatro metodologías para el cálculo de las regalías. Las dos primeras metodologías, que a continuación se comentan, fueron contempladas con la expedición del Decreto Supremo 49-93-EM mientras que las otras dos fueron introducidas mediante el Decreto Supremo 17-2003-EM que modificó el citado Reglamento.

Método del Factor R:

En este caso, el Factor “R” es el coeficiente resultante de dividir los ingresos acumulados entre los egresos acumulados. En este sentido, los ingresos acumulados se determinarán en función a la valorización de la producción fiscalizada de hidrocarburos de un mes determinado adicionando el ingreso acumulado al mes anterior. En tanto, los egresos acumulados se determinan teniendo en cuenta las inversiones y gastos realmente incurridos en el mes más los egresos acumulados en el mes anterior (se excluyen algunos conceptos como, por ejemplo, el impuesto a la renta, la depreciación y amortización de ciertos bienes, etc.).

Cabe señalar, que los ingresos y egresos que deben tenerse en cuenta serán los efectuados a partir de la fecha de suscripción del Contrato y se registrarán en dólares (específicamente, a partir de la extracción comercial, esto es, con posterioridad a las actividades exploratorias). Asimismo, se ha establecido porcentajes mínimos aplicables de acuerdo a la variación del coeficiente antes mencionado.

Método de Producción Acumulada por Yacimiento con Ajuste por Precio:

En virtud de esta metodología, la regalía se fijará para cada yacimiento en base a la producción acumulada de cada uno de los yacimientos estando sujeta a un ajuste de precio. Esta metodología no está presente en los contratos vigentes suscritos a la fecha.

Método por Escalas de Producción:

Mediante esta metodología, se determinará la regalía en función al número de barriles producidos al día. En consecuencia, si la producción está debajo de 5 PBPD, la regalía será de 5%.Si la producción está por encima de 100 PBPD, la regalía será de 20%.Si la producción es entre 5 y 100 PBPD, se aplicará el método de interpolación lineal para determinar la regalía que podría estar entre 5 y 20%. En tal sentido, si la producción asciende a 80 PBPD, se tendría que aplicar la siguiente fórmula: Regalía % = ((80-5)(20-5)/(100-5)+5 = 16.84%. En otras palabras, a más producción, más regalías.

Método por Resultado Económico:

En este caso la regalía se determina desde que se entra en producción considerando dos componentes: a) una regalía fija equivalente a 5% y b) una regalía variable que puede variar en un rango de 0% a 20%. Donde la regalía variable se determinará en términos similares al Factor “R”, sobre la base del coeficiente resultante de dividir los ingresos acumulados entre los egresos acumulados, entre otros. Si tal coeficiente es mayor a 1.15, a partir de ese momento se deberá pagar la regalía. Nuevamente, a más producción, más regalía.

En el contexto internacional, una regalía competitiva para atraer inversión estaría alrededor de 5%. En algunos casos se trata de balancear el Government Take con otras medidas. Por ejemplo, Colombia cuenta con regalías cuyos rangos se encuentran entre 8% (hasta 5,000 barriles por día) y 25% (más de 600,000). Sin embargo, también se ha incorporado algunos beneficios tributarios para lotes en el mar (offshore) al considerar tales áreas como zonas francas con incentivos tributarios diferenciados.

Nótese que en la cláusula 8 del modelo de contrato de licencia se establece que con motivo de la declaración de descubrimiento comercial, el contratista deberá optar entre la tercera y cuarta metodologías, las cuales también se han venido usando en los Contratos de Licencia suscritos con Perupetro en concursos públicos internacionales y adjudicaciones directas que se han dado en el pasado. Por lo tanto, no es novedad que en los últimos contratos negociados desde el año pasado también se hayan incluido estas metodologías en las que se privilegia el principio de que “a mayor producción” haya mayor pago de regalías.

*Esta columna apareció en la publicación número 62 de la revista Energiminas.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)