Las Bambas: «No es un conflicto minero; se trata de una comunidad que busca dinero»

El conflicto entre la minera MMG, que gestiona la operación de cobre Las Bambas en Apurímac, y la comunidad de Fuerabamba, que ha bloqueado la vía que utiliza la empresa para transportar sus concentrados hasta el puerto de Matarani, en Arequipa “no debe calificarse de un reclamo ambiental”, expresó Manuel Fumagalli, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

“El punto es que esto no es un reclamo ambiental, (las comunidades) le piden a la minera págame. (Su exigencia) comenzó con S/1,000 millones, luego pasó a S/500 millones y posteriormente se redujo a S/100 millones. (Le dicen) me pagas o no te dejo circular”, comentó en una extensa concedida al diario Gestión.

Fumafalli, quien es también un alto directivo de la minera Barrick, en proceso de reorganización tras la adquisición de Randgold Resources, describió el desacuerdo de “reclamo de compensación extorsiva”.

“Esto no es  un conflicto minero porque la comunidad tuvo una buena negociación con la empresa (MMG) que opera la mina”, añadió el representante del gremio minero energético. “Se realizó un reasentamiento, de forma que acá no hay conflicto, sino una comunidad que fue azuzada para obtener una compensación económica por el uso de 12 km de una vía que es pública y que iba a ser asfaltada”.

Con respecto al polvo, el presidente de la SNMPE sostuvo  que la minera de capitales chinos ha invertido directamente cerca de US$200 millones en obras para el mejoramiento de la vía, y alrededor de US$30 millones en un microasfaltado en la zona del centro poblado para mejorarla. “Esto no se ha hecho nunca”, dijo. “No confundamos que esto sea un tema de impacto de polvo, esto es un reclamo de compensación extorsiva”.

La vía que conecta la operación Las Bambas (Apurímac) con la zona costera de Arequipa lleva bloqueada más de 50 días por ciudadanos de la comunidad de Fuerabamba. La carretera es pública y existe desde el 2008.

El crecimiento económico de la región Apurímac ha sido a un ritmo de 23% en los últimos cinco años por efectos de la inversión minera. Desde el 2016, el aporte en regalías de la minera a la región es de alrededor de S/700 millones.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)