Las Bambas: «Hay asesores cuyo interés es cobrar el porcentaje del acuerdo económico al que pueda llegar la comunidad», dice José de Echave

Las Bambas: «Hay asesores cuyo interés es cobrar el porcentaje del acuerdo económico al que pueda llegar la comunidad», dice José de Echave

Las Bambas lleva paralizada desde el 20 de abril, y para José de Echave, ex viceministro de Gestión Ambiental, en entrevista con Canal N, «es iluso pensar que no haya agendas ilegítimas» dado que en esa zona de Apurímac «hay asesores cuyo interés es cobrar el porcentaje del acuerdo económico al que pueda llegar la comunidad, eso es conocido, como los Chávez Sotelo». 

Echave dijo que «claramente hay una agenda medio turbia que complica» la resolución del conflicto e hizo énfasis en que uno de los desafíos es distinguir las agendas legítimas de las comunidades de las ilegítimas, impulsadas por asesores que buscan un porcentaje económico de determinados acuerdos. El ex funcionario del Ministerio del Ambiente lamentó la ausencia del Estado en el sur peruano para resolver a tiempo el conflicto.

También sostuvo que los atractivos precios del cobre a nivel internacional estarían generando el surgimiento de la minería informal cuprífera en el Perú, especialmente en regiones como Apurímac, amenazando de esta manera a las concesiones de empresas mineras formales.

Leer también | Las Bambas: jefe policial de Apurímac advierte que usarán «la fuerza» para desalojar a comuneros «si hay intransigencia»

«Hoy en día estamos viendo lo que ha pasado con la quema del campamento de Southern, lo cual es otro indicador de cómo la conflictividad social se está complejizando, porque estamos hablando de minería informal que no es la minería aurífera», conjeturó Echave, candidato a la primera vicepresidencia del partido de Verónika Mendoza en la última elección general.

El pasado 31 de mayo el campamento minero de Los Chancas de Southern Perú acabó en cenizas tras un incendio que habría sido provocado por mineros informales, que ya extraen cobre en la zona y se oponen a la construcción de la nueva mina, en la provincia de Aymaraes. Esta representa una inversión de más de US$ 2,600 millones.

«Antes no había minería informal de cobre, ahora con los precios se convierte en una actividad atractiva y sí, está ocurriendo el fenómeno de que muchas comunidades están optando por hacer este tipo de minería, y eso se ve mucho en Apurímac», señaló Echave.

El exviceministro de Gestión Ambiental explicó que en esta nueva realidad coexisten la minería formal con la minería informal de cobre, y esta última se basa en el uso de la violencia como medida de fuerza para extraer mineral en territorios que no son de su propiedad.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)