Las Bambas: diálogo cae porque comunidades exigen participación del 50% en utilidades de minera

Las Bambas: diálogo cae porque comunidades exigen participación del 50% en utilidades de minera

¿Por qué se ha roto ayer el diálogo entre la empresa minera Las Bambas y comunidades de Apurímac? Según la versión de la empresa MMG, las comunidades tienen una nueva exigencia para desalojar los terrenos que hoy ocupan ilegalmente y que vendieron en 2013 a la minera: ser dueños de una participación del 50% de las utilidades de Las Bambas «a cambio de un supuesto aporte de terrenos».

Para la compañía, este es un pedido «desmedido». Seis comunidades de Apurímac proponen ser socios de la mina Las Bambas, anunció antes el martes el presidente de la comunidad de Huancuire, Romualdo Ochoa, en entrevista para Exitosa. Dijo que, ante las frustradas mesas de diálogo con el Gobierno y el supuesto incumplimiento de acuerdos por parte de la empresa, el único camino es la propuesta denominada Waki, palabra quechua que en español se traduce como mancomunidad, asociación o unión.

«El camino es Waki», reiteró. «Nosotros no vamos a plantear la misma propuesta que ellos porque ya no camina». «Un ejemplo nomás: sacan mineral de un tajo, para él 5, para nosotros, 5, pagamos impuestos como comunidad y que ellos también paguen impuestos. Así que ambas partes, las tres, tienen que ganar. La empresa, la comunidad y el Estado todos juntos ganamos y todos juntos perdemos. Es nuestra propuesta», puntualizó en Exitosa.

En 2014, la minera Glencore Plc recibió US$ 7,000 millones por la venta de la mina Las Bambas, uno de los mayores proyectos de cobre del mundo. El anuncio de Glencore, con sede en Suiza, marcó la primera vez que se reveló la suma final para completar la venta de Las Bambas a la china MMG Ltd y a sus socios. Glencore tenía que vender el proyecto de Las Bambas u otros activos hasta septiembre para obtener la aprobación de China para adquirir la minera Xstrata, pues Pekín temía que el grupo fusionado tuviera demasiado peso sobre el suministro mundial de cobre.

En noviembre de ese mismo año, MMG Limited dijo que la inversión total en Las Bambas (el desembolso por la compra más la construcción de la mina) ascendería a US$10,000 millones, y, de esta manera, se convirtió en la mayor inversión minera en el país. 

La empresa saludó el esfuerzo del Gobierno por establecer el diálogo que conduzca a reanudar las operaciones de la mina Las Bambas, «suspendidas desde el 14 de abril por la invasión ilegal de sus terrenos y que, tras 42 días de la paralización, ha generado pérdidas por cerca de US$ 400 millones en exportaciones y más de S/ 220 millones en rentas para el Perú y la región Apurímac».

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)