Kuniko Urano, la primera directora de Komatsu: ¡Mujeres, levanten la mano y no rechacen puestos directivos!

Komatsu es la segunda más grande fabricante de equipos pesados japonesa para construcción, minería y agricultura del mundo, tiene 98 años de existencia y recientemente ha incluido, sí, a la primera mujer en su junta de directores. Se llama Kuniko Urano (63) y los primeros en entrevistarla han sido los de la agencia Bloomberg.

Kuniko Urano es la primera miembro de directorio de una empresa cuyo país tiene serios problemas para cerrar la brecha entre hombres y mujeres en puestos gerenciales. El paso que ha dado Komatsu es gigantesco y algo de crédito recae en Shinzo Abe, el primer ministro japonés que ha promovido que las mujeres ocupen cargos de alta jerarquía dado que la población del país asiático envejece y la fuerza laboral se debilita y no por falta de trabajo sino de trabajadores.

El primer ministro japonés dijo que alguna ocasión que quería un país en “donde las mujeres brillen”, pues Kuniko Urano es una de ellas. Una de las muy pocas. Según datos de Bloomberg, por cada mujer en un puesto de directorio en Japón, hay 10 en Francia y cinco en Estados Unidos. Japón está muy adelante en investigación e innovación, pero en términos de igualdad de género corporativo está muy por detrás de otros países desarrollados.

“El trabajo duro de las mujeres será la fuente de competitividad de la empresa”, afirmó la ejecutiva de Komatsu, muy presente en las minas peruanas. Kuniko Urano aseveró que gran parte del problema es cultural. Las propias mujeres, sostuvo, porque ellas no exigen que se las asciendan. «También quiero ver a las mujeres mismas cambiar», diciendo que las mujeres no deberían renunciar o «rechazar los puestos directivos cuando se les ofrezca». El 12% de los puestos gerenciales en todas las industrias de Japón son ocupadas por mujeres, según la Organización Internacional del trabajo. En la misma Komatsu solo el 7% de los puestos gerenciales son comandados por mujeres; la empresa se ha propuesto elevar realistamente ese indicador hasta el 10% en 2021, años de su centenario.

Kuniko Urano lleva más de 40 años en Komatsu. En los 70, buscaba un trabajo. La mayoría de ellos, a pesar de haber cursado estudios superiores, eran solo servir té y sacar copias de documentos. Kuniko Urano, en este caso, no levantó la mano para hacer este tipo de labor.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)