Ingeniera peruana radicada en EE UU, una de las «100 mujeres inspiradoras de la minería global»

Ingeniera peruana radicada en EE UU, una de las «100 mujeres inspiradoras de la minería global»

Solo hizo falta una clase de ingeniería minera para que Rosa María Rojas se enamorara de la industria. Veinte años después, la minería sigue siendo su mayor pasión, y hoy aparece en la lista de «100 mujeres inspiradoras de la minería global» (WIM100). Durante más de 13 años en la industria, la ingeniera ha trabajado para empresas como Barrick Gold, Grupo México, BHP Billiton y Freeport-McMoRan. En 2011 se unió al Grupo de Investigación de Inteligencia en Minas de la Universidad de Arizona como asistente de investigación graduada. En 2013, se mudó a la Oficina Central de Planificación de Minas de Freeport-McMoRan en Tucson y luego a la mina Morenci. Hoy es profesora en el departamento de Ingeniería de Minas de la Universidad de Arizona.

Rosa María Rojas.

«Que a las chicas no se les inculque el deseo de ser buenas, bonitas y obedientes, sino que se les diga que son capaces, atrevidas y valientes». Esta es una de sus declaraciones que engloba en suma su lucha por la igualdad de oportunidades en la industria y por la erradicación de prejuicios. Desde 2013 WIM elabora año por medio un listado destacando 100 mujeres que, en todo el mundo, inspiran con su desarrollo en el ámbito de la minería.

Hoy, Rosa María Rojas trabaja en educación minera, transformación digital en minería y planificación minera integrada, pero no ha olvidado sus días como la única mujer miembro del equipo en la mina subterránea en la que laboraba. «Me juzgaron por mi apariencia y edad y no por mis habilidades técnicas y de liderazgo. Tuve que aprender a superar estos obstáculos, forjar mi carácter y demostrar mi capacidad y contribución a la industria», afirmó.

La ingeniera Rosa María Rojas es peruana y egresada de la especialidad de Ingeniería de Minas PUCP, y no hace mucho obtuvo además el «Outstanding Young Professional Award (Profesional Joven Sobresaliente)» otorgado, por primera vez, por la Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploraciones (SME) en EE.UU. a un profesional sudamericano. «Para mí este premio y lo alcanzado hasta el día de hoy es un sueño hecho realidad, y algo que no creía posible cuando era una niña viviendo en un barrio modesto de la capital. Estoy muy agradecida y orgullosa de mis raíces, nieta de agricultores en los Andes de Perú, e hija de padres luchadores que trabajaron muy duro para brindarnos educación a mí y a mi hermano, con lo cual tuvimos mejores oportunidades de vida, ellos me mostraron que todo era posible con pasión, compromiso y perseverancia. Soy la primera ingeniera de la familia, posteriormente mi hermano se graduó también como ingeniero», reveló en aquella oportunidad.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)