Impala Terminals Perú adquiere 10 cargadores frontales Volvo para renovar su flota

Impala Terminals Perú adquiere 10 cargadores frontales Volvo para renovar su flota

Volvo Group Peru obtuvo el contrato para renovar 10 cargadores frontales que operarán en las instalaciones de última generación de Impala Terminals Perú en el Callao, en una superficie de más de 170 mil m2. Esta operación de Impala es una de las líderes de América Latina en la prestación de servicios logísticos especializados para la recepción, almacenamiento, manipulación y análisis de laboratorio de concentrados minerales. 

El sistema de carguío, que es el movimiento que hacen los cilindros de elevación y de volteo, tiene una configuración “TP”.

Los cargadores frontales Volvo tienen motores de larga vida, que alcanzan su máximo torque a muy bajas revoluciones. Es decir, no es necesario acelerarlos demasiado para alcanzar su máxima fuerza. Ello presenta ventajas sustantivas: “A menos revoluciones, el motor se desgasta menos y dura más sin sacrificar fuerza. Como no es necesario acelerarlos demasiado, su consumo de combustible es más eficiente, lo que representa ahorro y, sobre todo, menos emisiones, lo que constituye una ventaja adicional dado que van a trabajar en un ambiente cerrado”, explicó Raúl D’Angelo, gerente del área de Volvo Construction Equipment. “Son máquinas que trabajan sobrecargadas, al límite de su capacidad y hasta en dos turnos. Tienen que ser seguras, resistentes y confiables para mantener sus prestaciones en esas condiciones exigentes de trabajo”, agregó D’Angelo. 

«Son máquinas que trabajan sobrecargadas», explicó Raúl D’Angelo, gerente del área de Volvo Construction Equipment.

Los equipos adquiridos por Impala pertenecen a los modelos L150H y L220H tienen cucharas de cuatro y cinco metros cúbicos respectivamente y han sido fabricados en Suecia y traídos al Perú con las especificaciones ordenadas por Impala. Dos características especiales de estas unidades son, en primer lugar, la forma de la cuchara: esta no tiene dientes en el extremo porque su tarea es acumular y movilizar concentrados de minerales (que tienen el aspecto de tierra húmeda muy densa, pero que es mucho más pesada) en las plataformas de los almacenes de Impala. Asimismo, el sistema de carguío, que es el movimiento que hacen los cilindros de elevación y de volteo, tiene una configuración “TP” patentada por Volvo, que permite mantener la fuerza de rompimiento en todo el rango de elevación de la cuchara y que esta, aún estando colmada, se mantenga paralela al suelo permitiéndole transportar el material sin derrames. Los sistemas de carguío en “Z” no permiten maniobrar de este modo.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)