IIMP: «Tía María y Conga lamentablemente hoy se encuentran paralizados»

IIMP: «Tía María y Conga lamentablemente hoy se encuentran paralizados»

“El cobre es nuestro metal de bandera y nos permitirá mirar el futuro con mayor optimismo. En los últimos cinco años, duplicamos su producción pasando de 1.2 a 2.4 millones de toneladas de cobre fino, gracias a la puesta en marcha de proyectos como Las Bambas, Constancia y Ampliación Cerro Verde”. Esto lo dijo Víctor Góbitz, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), en su habitual columna Semáforo Minero.

Góbitz Colchado refirió que nuestro país, “hoy más que nunca, requiere del impulso de proyectos de gran envergadura como Quellaveco, que ayudarán a la reactivación de nuestra economía en medio de esta crisis sin precedentes en la historia de la humanidad”. Los desarrollos Tía María o Conga, dijo, “lamentablemente hoy se encuentran paralizados” debido a que el país no ha superado uno de sus “retos urgentes”: el pacto social .entre todos los peruanos.

Sostuvo el representante del gremio que si logramos “cristalizar más proyectos como los del Cinturón del Cobre del Norte (Michiquillay, Galeno, Conga, Tantahuatay, Cerro Corona, La Granja y Cañariaco) podríamos sobrepasar tranquilamente las 5 millones de toneladas de cobre fino en el 2035, como apunta el libro «Cobre. el futuro del Perú«, de Cimade”. 

Respecto al oro, cuyas exportaciones cayeron un 65% en marzo del 2020, a pesar de que su cotización registró un incremento de 23.4%, conjeturó que “lo realmente preocupante está relacionado al desempeño de nuestra producción aurífera, un tema pendiente que aún no hemos logrado resolver”.

Perú viene acortando su cuota productora de oro en los últimos años, debido al agotamiento de reservas y a la ausencia de nuevos hallazgos en nuestro territorio. Una tarea en la que debemos enfocarnos. 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)