Hudbay y 26,400 m de perforación para soñar en grande con proyecto Quehuincha Norte

En los despachos de los funcionarios del Ministerio de Energía y Minas hay una Declaración de Impacto Ambiental para el proyecto de exploración de Quehuincha Norte, potencial yacimiento minero al que la canadiense Hudbay Minerals desea echar un ojo mientras espera el buen aterrizaje de las negociaciones con comunidades para avanzar con su proyecto Pampacancha.

Este acto de curiosidad le costará a la empresa unos US$3 millones. El proyecto contempla la ejecución de 66 sondajes de perforación diamantina a través de 38 plataformas de exploración. El estudio está en evaluación y espera la aprobación de las autoridades competentes.

Hudbay, que opera la mina Constancia en el Cusco, espera “identificar existencia de recursos minerales de cobre en el distrito de Livitaca, provincia Chumbivilcas, región Cusco”. El área de estudio ambiental abarca 624 ha, a la altura de la microcuenca Jauchillca, a 4,400 msnm.

Hudbay Minerals: «Constancia no es nuestro punto final, es el punto de partida en el país»

Los 66 sondajes tendrán una longitud de 400 metros cada uno; en su totalidad la minera contempla la ejecución de 26,400 metros de perforación diamantina para “determinar el potencial del prospecto, dimensiones, posición, características mineralógicas, reservas, valores y su viabilidad”.

Hudbay Minerals explota el depósito minero Constancia, en el Cusco. Constancia es una mina de cobre conformada por los yacimientos de Constancia y Pampacancha. En 2011, Hudbay adquirió Norsemont Mining Inc. y su proyecto de pórfidos de cobre de Constancia. La producción comenzó como se esperaba en el cuarto trimestre de 2014 y alcanzó producción comercial el 30 de abril de 2015.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)