Hochschild planea invertir US$4,436 millones para extender vida útil de Inmaculada hasta el 2041

Hochschild planea invertir US$4,436 millones para extender vida útil de Inmaculada hasta el 2041

Hochschild Mining planea invertir US$4,436 millones, entre capex y opex, para extender la vida útil de su mina más moderna, Inmaculada (Ayacucho), hasta el 2041.

Para la etapa de construcción, Hochschild planea utilizar instalaciones auxiliares ya existentes dentro de las operaciones actuales, tales como campamentos, oficinas, almacenes, accesos, suministro de energía y suministro de combustible. 

Como parte del proyecto se construirán nuevos accesos hacia las bocaminas y chimeneas proyectadas. Asimismo, en la etapa de construcción también se usará el material de la cantera Pucu Pucu y el polvorín. 

La fuerza laboral estimada en la etapa de construcción será de 596 de mano de obra no calificada y 1,595 de mano de obra calificada. Se estima que del personal adicional para la etapa de construcción aproximadamente el 94 % de la fuerza laboral requerida será foránea y el 6% corresponderá a fuerza laboral local. 

Inmaculada es una mina de 20 000 hectáreas, ubicada dentro de la concesión minera Gran Inmaculada, de propiedad directa de Compañía Minera Ares S.A.C.

En el año 2015, Ares, subsidiaria de Hochschild, anunció el inicio de la producción comercial de Inmaculada. 

Inmaculada explota un yacimiento de oro y plata, a un ritmo de producción de 3,850 TPD mediante minado subterráneo, aunque la autorización ambiental vigente permite un volumen de producción de 4,200 TPD.

Las bocaminas actuales son las del nivel 4,300, 4,400 y 4,500. Se cuenta con galerías, chimeneas Raise Borer o Raise Climber.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)