Hay una falta de criterios técnicos para determinar intangibilidad de cabeceras de cuencas, coinciden expertos

Hay una falta de criterios técnicos para determinar intangibilidad de cabeceras de cuencas, coinciden expertos

En el Perú no se han establecidos criterios técnicos ni científicos para determinar la intangibilidad de las zonas denominadas “cabeceras de cuencas”. A esta conclusión llegaron diversos especialistas en gestión de recursos hídricos y medio ambiente durante la conferencia Enfoque técnico para la Gestión Integral de Cabeceras de Cuencas, desarrollada en el marco de actividades del Foro TIS de PERUMIN 35.

Para Edilberto Guevara, profesor de la Universidad Nacional Agraria La Molina, “no hay una definición general de la cabecera de cuencas”. Sostuvo que la cuenca es una unidad integral sobre la cual se deben establecer medidas de protección y conservación de aquellos lugares que representan ecosistemas frágiles o ambientalmente vulnerables. “Esta vulnerabilidad debe determinarse a partir de una evaluación adecuada, basada en particularidades hidrológicas, climáticas, ecológicas, sociales y económicas”, añadió.

Por su parte, el especialista en gestión de recursos hídricos José de Piérola sostuvo que “en el Perú no podemos afirmar que las cabeceras de cuenca (entendidas como la parte más alta desde el punto de desembocadura) son las que tienen mayor concentración de agua, pues no hay estudios sobre ello y hay aspectos a considerar como la evaporación”.

Sugirió además descartar una legislación enfocada a la cabecera de cuencas y orientar el análisis de vulnerabilidad de zonas hacia la gestión del riesgo de impacto. “Esto implica conocer con adecuada aproximación el comportamiento de eventos probables y formular medidas de reducción de exposición a la degradación de los espacios”, expresó.

Al respecto, el especialista Vinio Floris, director del Centro de Gestión del Agua y Medio Ambiente de Gerens, coincidió en que los recursos hídricos deben gestionarse de manera integral, considerando aspectos como la condición del paisaje, la geomorfología, calidad del agua, hábitat, hidrología y la condición biológica de los terrenos. Sostuvo también que es la ciencia la que debe determinar la viabilidad de una actividad productiva sobre un espacio geográfico. Ello mediante herramientas como los Estudios de Impacto Ambiental y los sistemas de gestión ambiental y social.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)