Gold Fields ha invertido más de US$9 millones para mitigar covid-19 en Cajamarca

Gold Fields ha invertido más de US$9 millones para mitigar covid-19 en Cajamarca

Gold Fields destinó más de US$ 9 millones para  la mitigación de la pandemia en las comunidades de su zona de influencia y el cuidado de sus trabajadores, en la región Cajamarca y el país. La empresa destinó más de US$ 3 millones para resguardar a su capital humano, adquiriendo y realizando pruebas moleculares al 100% de sus trabajadores y a sus contratistas. 

Además coordinó vuelos chárter y 30 buses para el personal de cambio de guardia, manteniendo siempre los protocolos de bioseguridad en el traslado. “Las medidas de extrema seguridad y salud que hemos establecido, y que van más allá de lo que la ley nos exige, podrían fallar si cada trabajador no las cumple de manera responsable. La participación honesta del colaborador y contratista es clave. La empresa monitorea y hace las gestiones para el cuidado de nuestra salud, la de nuestros vecinos, compañeros y familiares”, manifestó Ronald Díaz, vicepresidente de Operaciones.

La compañía también reforzó el programa “Aló Confianza”, una iniciativa que brinda asistencia médica, emocional y psicológica 24/7, tanto para los trabajadores como a sus familiares, ofreciendo al mismo tiempo los servicios de médico a domicilio. Este programa se complementó con capacitaciones y talleres de sensibilización para prevenir la covid-19.

La empresa invirtió más de US$ 4 millones en la ampliación de sus módulos de alojamiento, ambientes de descanso y en el acondicionamiento de su campamento, y destinó más de US$ 263.000 en la adquisición de equipos de monitoreo y limpieza para su operación.

Hasta este mes de julio, Gold Field ha contribuido con donaciones valorizadas en más de US$ 478.000, las cuales ayudaron a resguardar la salud de sus vecinos y del personal de primera línea como la policía, hospitales y centros de salud, bomberos y rondas campesinas. 

La empresa, a través de la SNMPE, también facilitó la compra de 500.000 pruebas rápidas para su donación al Ministerio de Salud, y se encargó de la instalación de una sala UCI del Hospital Simón Bolívar de Cajamarca, entregando un desfibrilador, un monitor de 5 parámetros y un coche de paro.

Por otro lado, apoyó con el traslado, alimentación y hospedaje a más de 400 personas para que retornen a Cajamarca, Bambamaca y Hualgayoc. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)