Hallan forma de anclar cobre en la ropa y que este no se desprenda con las lavadas

Hallan forma de anclar cobre en la ropa y que este no se desprenda con las lavadas

En una reciente edición de la revista The Economist, la Biblia del capitalism, se habla de la posibilidad de un nuevo mercado para el cobre: la ropa con propiedades médicas. Son conocidas las propiedades bactericidas del metal roja y ahora los científicos intentan plasmar esas ventajas antisépticas del commodities en la vestimenta.

El proceso del doctor Liu Xunqing ha sido utilizado con éxito en tejidos de poliéster y algodón.

El cobre es un inhibidor natural del crecimiento de bacterias y específicamente el óxido de cobre es un poderoso agente antimicrobiano que se está utilizando en los más diversos tipos de vestimentas para frenar la propagación de ácaros, bacterias y hongos.

Sábanas, fundas de almohadas, ropa de cama, calcetines y cortinas fabricadas con telas impregnadas de óxido de cobre, pueden reducir la alta tasa de infecciones que bacterias, hongos, virus y microbios producen. Pero existe un problema técnico: ¿cómo mantener la misma cantidad de nanopartículas de cobre en la ropa luego del lavado?

El oro y la plata también tienen propiedades bactericidas, pero científicos como Liu Xuqing, de la Universidad de Manchester, creen que más opciones de ser usado industrialmente en la actividad textil es el cobre dado su menor precio.

Liu Xuqing, con el apoyo de colegas de  dos instituciones chinas, desarrolla un proceso para anclar el cobre en la ropa y que este no se desprenda con el lavado. Liu Xuqing, según The Economist, recurre a una metáfora de la industria civil para comparar sus resultados: afirma que las nanopartículas de cobre se anclan en la ropa como el concreto reforzado a una estructura.

El proceso del doctor Liu Xunqing ha sido utilizado con éxito en tejidos de poliéster y algodón, para luego analizar contra qué tipo de bichos era efectiva la ropa. Y el resultado ha sido provechoso. Las prendas con cobre han sido efectivas, por el momento, para dos enemigos microscópicos de la humanidad, la Escherichia coli  y el Staphylococcus aureus. Afirma Liu Xunqing a la prestigiosa publicación que las propiedades antisépticas de la ropa con cobre duraron 30 lavadas. Ahora el científico planea usar su invención en otros tipos de tejidos.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)