«Hace una lectura parcial e incorrecta»: OEFA le responde a Pluspetrol

«Hace una lectura parcial e incorrecta»: OEFA le responde a Pluspetrol

Ante el comunicado emitido por Pluspetrol Norte S.A., señalando supuestos “atropellos” por parte del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), este organismo rechaza categóricamente dichas acusaciones y manifiesta que Pluspetrol “asumió las operaciones del Lote 192 (ex Lote 1-AB), en virtud de la cesión de posición contractual en el contrato suscrito entre Petroperú y la sucursal de Occidental Petroleum Corporation of Perú, celebrado en 1985; así como las operaciones del Lote 8, en virtud de la cesión de posición contractual del contrato suscrito entre Perupetro y Petroperú en 1994”.

Refiere la entidad fiscalizadora que  “todos los argumentos planteados por Pluspetrol han sido evaluados y analizados en el marco de los procedimientos sancionadores tramitados ante el OEFA, que han concluido con pronunciamientos confirmados por el Tribunal de Fiscalización Ambiental”.

El comunicado de Pluspetrol hace referencia al laudo arbitral emitido en el arbitraje sostenido ante la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial entre Perupetro y Pluspetrol. El OEFA sostiene que la petrolera, con respecto al laudo, “hace una lectura parcial e incorrecta”, dado que en dicho pronunciamiento el tribunal arbitral fue enfático en señalar que Pluspetrol “asumió contractualmente una obligación de cumplir la normativa ambiental y de acatar las decisiones de las autoridades competentes, toda vez que son vinculantes”.

El OEFA insiste en que determinó la responsabilidad de Pluspetrol por los impactos generados por el desarrollo de sus actividades y “por no cumplir con remediar las áreas contaminadas en base a la regulación vigente”. Pluspetrol ha cuestionado ante el Poder Judicial las resoluciones que declaran dicha responsabilidad y el OEFA “ha respetado y seguirá respetando las decisiones que se emitan en el fuero jurisdiccional”.

Sostiene la entidad fiscalizadora que ha identificado “una serie de incumplimientos derivados de la operación” a cargo de Pluspetrol y distintos a los han sido cuestionados por Pluspetrol, alegando que se le estaría obligando a remediar pasivos derivados de operaciones anteriores. El OEFA le ha atribuido a la petrolera la responsabilidad por un total de 242 infracciones contenidas en actos administrativos firmes, lo que representa el 76 % respecto al total de infracciones sobre las cuales se ha declarado responsable a Pluspetrol.

Los procedimientos administrativos sancionadores, esclarece el OEFA, se han desarrollado de conformidad con las facultades conferidas en la Ley 29325, lo que habilita a la entidad a imponer medidas correctivas que tienen por objeto revertir el daño causado y remediar los efectos nocivos ocasionados al ambiente.

Pluspetrol

A través de un directo comunicado, Pluspetrol Norte S.A. señala que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) perjudica su “inversión y reputación” pues la entidad les exige “cubrir los pasivos causados antes de nuestra llegada” y remediar pasivos de forma “ilegal y antitécnica”.

La empresa afirma que vienen “siendo objeto de una cadena de atropellos por parte del OEFA que perjudica seriamente nuestra inversión y reputación”.

Ante la “gravedad del abuso y la situación de indefensión”, afirma Pluspetrol Norte que “queremos dar a conocer” hechos a la opinión pública. Afirma la compañía que han  estado operando dos lotes petroleros en la selva peruana: el lote 8 desde 1996 hasta la fecha, y el lote 192, desde el año 2000 hasta el 2015, y que ambos lotes venían siendo explotados por otras empresas desde la década de 1970.

Precisa Pluspetrol Norte que llegó al Perú con un “compromiso de largo plazo y ha puesto especial cuidado en trabajar los dos lotes cumpliendo con los más altos estándares ambientales”. Pone como ejemplo la reinyección del agua que extraen del subsuelo “a un costo de US$500 millones” y asumiendo “la remediación de los vertimientos producidos constantemente por actos de vandalismo en nuestros ductos (denunciamos 40 actos vandálicos ante la fiscalía, en un lapso de tan solo tres años)”.

La disconformidad de la empresa, siempre según Pluspetrol, surge cuando “el OEFA comienza a exigirnos cubrir los pasivos causados antes de nuestra llegada” e “intenta cargarnos con responsabilidades ajenas”.

Pluspetrol asevera que el OEFA les “está exigiendo remediar los pasivos de forma ilegal y antitécnica” y solicitan “remediar los suelos dejándolos a nivel agrícola, lo cual no tiene sustento en la ley y supondría intervenciones peligrosas para el ecosistema amazónico”. Pluspetrol manifiesta que el OEFA se niega a aprobar “nuestros planes de abandono para los lotes mientras no aceptemos lo descrito, impidiéndonos así hacer lo que es, sin excepciones, nuestra política: cumplir con nuestras obligaciones ambientales”.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)