Guillermo Shinno: Proyectos Corani (Puno) y Pampa de Pongo (Arequipa) son aún incógnitas

La actividad minera genera el 20% de los ingresos fiscales, más del 50% de las exportaciones y representa cerca del 11% del Producto Bruto Interno (PBI).  En ese sentido, constituye la principal oportunidad que tiene el país para impulsar su crecimiento y afianzar su desarrollo. Así lo señaló el Ing. Guillermo Shinno, gerente general del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), durante su presentación en el Colegio de Ingenieros del Perú, en la Semana de la Ingeniería de Minas 2019, donde también sostuvo que debemos arribar a consensos para poner en marcha la actual cartera de proyectos la cual asciende a cerca de US$ 60,000 millones.

El expositor remarcó que es necesario un mayor esfuerzo en conjunto para darle viabilidad a proyectos de envergadura como Conga o Tía María, entre otros. “El caso de Tía María es un tema urgente, ya que este año podría perder la certificación ambiental con lo cual tendrían que volver a realizar todo el proceso nuevamente y eso es contraproducente no solo para el sector sino para el país”, afirmó.

Añadió que el Perú dependería de proyectos pequeños para los próximos años, lo cual impactaría moderadamente en la economía nacional. Sin embargo, de ponerse en marcha los grandes proyectos, los beneficios del país serían múltiples y mayores.

El exviceministro de Minas también refirió que para este año, se estima que seis proyectos inicien la fase de construcción, con una inversión conjunta de US$ 3,442 millones. Sin embargo, anotó que a nivel general existe una serie de emprendimientos en la actual cartera de inversión que aún estarían evaluando su viabilidad. “Por ejemplo, hay proyectos que se vienen anunciando desde hace algún tiempo, pero aún son una incógnita y no se sabe si iniciarán su construcción para el periodo 2019 – 2020, como los casos de Corani y Pampa de Pongo, entre otros”, refirió.

Mencionó que en el caso de Corani de Bear Creek (US$ 585 millones) sigue en busca de financiamiento y de un socio estratégico. Asimismo, indicó que el retraso del proyecto de hierro Pampa de Pongo de Jinzhao Mining (US$ 2,200 millones), ubicado en Arequipa,  pasaría por un tema de factibilidad técnica, a pesar de que ya cuenta con la mayoría de los permisos. “Mientras el hierro mantenga los precios actuales en el mediano plazo el proyecto podría tener dificultades”.

En otro pasaje de su exposición, indicó que el 50% de la actual cartera de proyectos mineros corresponde a proyectos en etapa exploratoria y el resto son proyectos que aún no tienen claridad para su puesta en marcha, por lo cual es necesario empezar a sincerar cada uno de estos emprendimientos con sus respectivos titulares para actualizar su viabilidad.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)