Grasberg, la mina de oro más grande del mundo, cada vez más cerca de la estatización

Grasberg, la mina de oro más grande del mundo, cada vez más cerca de la estatización

Después de más de un año de negociaciones, Indonesia confirmó que está cerca de alcanzar un acuerdo por casi US$4.000 millones para tomar el control de la gigantesca mina de cobre y oro Grasberg, cuya propiedad mayoritaria, al menos por ahora, está en manos de la estadounidense Freeport-McMoran.

Rio Tinto, con sede en Londres, está lista para aceptar un acuerdo de US$3.500 millones por su interés en Grasberg.

Las conversaciones entre la estatal Asahan Aluminum, conocida como Inalum, Freeport y Rio Tinto Group, se han completado y se podría firmar el pacto esta semana, aseguró el ministro indonesio de empresas de propiedad estatal, Rini Soemarno, y el viceministro Fajar Harry Sampurno, según diversas agencias de noticias.

“Estamos afinando los documentos necesarios”, dijo Soemarno a la prensa en Yakarta. “Están pidiendo estabilidad en la inversión. Quieren tener documentos que brinden claridad en los cálculos de inversión, claridad en los impuestos. Todos estos están siendo procesados “.

Rio Tinto, con sede en Londres, está lista para aceptar un acuerdo de US$3.500 millones por su interés en Grasberg, según señalaron a Bloomberg personas familiarizadas con las discusiones el mes pasado.

Aunque llegar a un acuerdo definitivo no ha sido fácil, lo cierto es que Freeport tiene un margen limitado de negociación, dado que ceder la propiedad mayoritaria en Grasberg es la fórmula que le permitirá seguir operando en el país. Esto, debido a que las mineras extranjeras tienen plazo hasta 2019 para cumplir con las obligaciones de desinversión, impuestas por el presidente Joko Widodo con el objetivo de ejercer un mayor control local sobre los recursos de la nación del sudeste asiático.

El éxito en lograr el acuerdo allanará el camino para que Inalum controle el 51% de Freeport Indonesia, que controla al gigante de Grasberg. Inalum ahora tiene un 9,56% en nombre del gobierno de Indonesia.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)