Goldman Sachs redujo sus estimaciones para el cobre

Goldman Sachs redujo sus estimaciones para el cobre

Goldman Sachs redujo sus estimaciones para el desempeño de las materias primas tras el inicio de la guerra comercial entre los EEUU y China, se conjetura en un informe del banco de inversión titulado “Cuando el temor triunfa sobre los fundamentos”. En el reporte, en el que se da mayor relevancia al cobre, Goldman Sachs reporta una reducción de sus pronósticos para el cobre a tres, seis y 12 meses a US$6.500, US$7.000 y US$7.667 por tonelada, respectivamente, desde US$7.300, US$7.500, US$8.000.

Goldman Sachs señala que no observan cambios significativos en el equilibrio global de la oferta y la demanda.

 “Las conversaciones con clientes y los datos de posicionamiento sugieren que el sentimiento es cada vez más deprimente”, se lee en el texto, en el que se resalta el “exagerado” temor de los inversionistas y la restricción al acceso a créditos en China. El mes pasado el cobre se contrajo más de 15%, y a pocos días de la entrada en vigencia de las tarifas entre China y Estados Unidos, acumuló 10 jornadas consecutivas de pérdidas.

El banco de inversión puntualiza que no ven una guerra comercial en su totalidad, la incertidumbre es relevante y no hay señales de una pronta resolución.  A pesar de los deprimentes datos, las perspectivas indican una recuperación del precio del metal rojo hasta los US$8.000 la tonelada en 2019. “Aunque el mercado se ha vuelto difícil de navegar, en el corto plazo, creemos que el ánimo negativo es exagerado y mantenemos nuestra visión constructiva sobre los metales”, sostiene.

Goldman Sachs señala que no observan cambios significativos en el equilibrio global de la oferta y la demanda. “Dado el largo ciclo de inversión, los precios deberán ser más altos para incentivar nuevos proyectos y evitar déficits estructurales”, consigna el reporte.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)