Gobernador regional de Apurímac, sorprendido por acuerdo entre Las Bambas, el Ejecutivo y comunidades de Chumbivilcas

Gobernador regional de Apurímac, sorprendido por acuerdo entre Las Bambas, el Ejecutivo y comunidades de Chumbivilcas

El Gobernador Regional de Apurímac, Baltazar Lantarón, ha manifestado su desazón por el acuerdo suscrito entre el Gobierno, la minera Las Bambas y las comunidades campesinas de Chumbivilcas, acantonadas en la región del Cusco. Al gobernador Lantarón le causa extrañeza que se haya firmado este convenio con comunidades de la región adyacente «existiendo a la fecha problemas pendientes de resolución relacionados al pago del impuesto a la renta (canon minero)», «incumplimientos contractuales en favor de las comunidades campesinas de Cotabambas» y otros como «incumplimientos contractuales como la participación de las comunidades campesinas de Apurímac en las diversas cadenas de valor» mediante la «contratación de empresas comunales y regionales».

«Rechazamos rotundamente que se tomen acuerdos a espaldas y en contra de los intereses del pueblo de Apurímac», dijo Lantarón Núñez, quien a renglón seguido exige «la urgente solución a las diversas demandas de las comunidades de la provincia de Cotabambas», la incorporación de la provincia de Grau como zona de influencia de Las Bambas y «el pago del canon minero».

«El pueblo apurimeño expresa su extrañeza» dado que se ha priorizado «la atención de demandas de la provincia de Chumbivilcas sin haber establecido mecanismos de solución efectivos y consensuados con las comunidades campesinas y la población de la provincia de Cotabambas», manifiesta en una carta pública el gobernador Lantarón.

Al funcionario le preocupa que «estando pendiente el proceso de incorporación de Grau al área de influencia» de Las Bambas, el Ejecutivo, a través del Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Energía y Minas, «venga postergando reiteradamente su atención, perjudicando el desarrollo de la provincia de Grau e imposibilitando que comparta los beneficios en la cadena de valor que ahora extrañamente gozan las comunidades de otro departamento que no forma parte del área de influencia».

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)