Gerente general de Marcobre: «Estamos próximos a enviar agua salada hacia Mina Justa»

Gerente general de Marcobre: «Estamos próximos a enviar agua salada hacia Mina Justa»

Mina Justa calienta los motores y antes de iniciar la producción debe asegurarse de que todo funcione como se ha planeado. Su contribución económica llegará en el momento más urgente de la economía peruana. Esta entrevista aparece en la edición 81 de Energiminas.

En medio de tan malas noticias económicas para todos los sectores, surge una que contenta a la industria y es el avance de Mina Justa, el emprendimiento de cobre de Marcobre. Luego de asegurar el financiamiento para el proyecto de US$1,600 millones, los socios Minsur y Alxar Minería iniciaron la millonaria ejecución del plan minero en la región de Ica. Para Minsur, Mina Justa no es solo un emprendimiento más sino su primer proyecto de cobre a esta escala. Conocida por producir estaño en Puno, oro en Tacna, ahora la empresa del grupo Breca da un salto de calidad con Mina Justa al tiempo que reafirma su apuesta por el Perú, por su desarrollo y su gente. El efecto dinamizador de Mina Justa es otro aspecto que suele dejarse de lado por ciertos grupos opositores a la actividad industrial formal y de calidad. La construcción del proyecto minero –localizado en el distrito de San Juan de Marcona– generó un pico de 5,000 puestos de trabajo y, lo que es más importante aún, en tiempos de pandemia lo sigue haciendo: en estos momentos cuenta con 3,800 colaboradores. El proyecto contribuirá con 100,000 toneladas métricas finas y 58,000 toneladas de cátodos del metal rojo. Además se constituirá como la segunda operación minera en el Perú en utilizar agua de mar para los procesos mineros, sin devolver residuo alguno al océano. Mina Justa está ubicada en el desierto costero, a 35 kilómetros de distancia de San Juan de Marcona y a 13 kilómetros de la Panamericana Sur. El proyecto es un yacimiento de cobre que tendrá una vida útil de 16 años de operación y en ese lapso aportará US$1,000 millones en contribuciones al fisco, de los cuales un aproximado de US$400 millones se quedarán en Ica, haya pandemia o no. Enrique Rodríguez Cerdeña, su gerente general de Marcobre, nos concedió una entrevista.

«En Marcobre tenemos un reto muy importante que es la puesta en marcha de las plantas y estabilizar la producción de concentrados y cátodos de cobre en el menor tiempo posible», confiesa Enrique Rodríguez.

Antes de la pandemia, supimos que los avances de la construcción de Mina Justa bordeaban el 90%. ¿Ahora cuál es el avance real de la obra? ¿Qué falta?

Antes de la pandemia teníamos un avance del proyecto Mina Justa que iba en el orden del 82%. Hoy el proyecto tiene un avance del 88%. Estamos enfocados en terminar la construcción de los componentes principales del proyecto y así entrar al comisionamiento de los mismos.

¿A qué obedece la creación de la Gerencia General de Operaciones en Marcobre? 

Esta nueva posición en la organización de Marcobre responde a un plan de fortalecimiento de la gestión frente al pronto inicio de la producción de cobre, y en línea con la estrategia de crecimiento de la división minera. En Marcobre tenemos un reto muy importante que es la puesta en marcha de las plantas y estabilizar la producción de concentrados y cátodos de cobre en el menor tiempo posible, manteniendo la eficiencia y excelencia operacional, así como la mejora continua de nuestros procesos.

¿Qué resultados están obteniendo de las pruebas de comisionamiento que han comenzado en Mina Justa? ¿Qué podría afirmarse hasta este momento?

Hemos iniciado pruebas de comisionamiento, pero solo en algunos equipos y áreas complementarias, como es en las subestaciones y sistema de distribución eléctrica, así como en el puerto multiboyas y el sistema de bombeo de agua de mar hacia Mina Justa. Hemos visto que todo está funcionando dentro de lo previsto, y de acuerdo con el diseño desarrollado. Esto nos da tranquilidad y nos preparamos para el comisionamiento de las plantas de procesamiento en los próximos meses. 

Con respecto a la inversión, ¿esta se mantiene intacta en los US$1.600 millones o, como en muchos casos, los costos han aumentado precisamente por el covid-19? Nos comentan que Marcobre ha decidido adaptar los campamentos para cumplir con los protocolos.

Gracias a la buena planificación del proyecto, que nos permitió ahorrar en tiempo y capital, la inversión sigue en el orden de los US$1.600 millones. Efectivamente, se ha tomado la decisión de adaptar el campamento en Mina Justa para estar en línea con nuestro Plan de Vigilancia, Prevención y Control frente al COVID-19. 

La cantidad de agua salada que empleará Mina Justa será 900 m3/ hora aproximadamente.

Por cierto, ¿ya llegó toda la flota de equipos de acarreo Caterpillar, señor Rodríguez? Hasta el año pasado supimos que instalaron tecnología para controlar la fatiga en los operadores en los camiones mineros. En unos veinte más o menos. 

A la fecha contamos con 22 camiones Cat 793D, y esperamos hasta fin de año añadir 4 unidades adicionales a la flota. En cuanto a control de fatiga, en efecto estamos aprovechando la tecnología existente, empleando dos sistemas: el DSS (driver safety system) que está instalado en los camiones 793 D y que detecta mediante cámaras y sensores, eventos de microsueños y distracción de los operadores, disparándoles alarmas que además quedan registradas, y otro sistema denominado CAT Smart Band, que involucra pulseras tipo reloj inteligente que usan los operadores y supervisores, para monitorear la cantidad y calidad del descanso de las personas, lo cual se reporta antes del inicio de cada turno. Esto nos permite tomar decisiones y verificar si las personas están aptas para operar los equipos, dependiendo del número de horas que descansa cada operador. Haber implementado la tecnología a través de estos sistemas nos está permitiendo controlar mejor la ocurrencia de incidentes por fatiga en la operación. 

¿Las palas Hitachi están en funcionamiento? ¿Cuántas usará en total Mina Justa?

Respecto a las palas, solo son tres palas en Mina Justa y están en funcionamiento.

¿Y cómo van los trabajos de stripping para alcanzar el mineral y comenzar su explotación? Sabemos que serán dos tajos. ¿Trabajan en los dos al mismo tiempo?

Al cierre de agosto tenemos un avance de pre stripping de 76%. Esto nos permite tener el mineral a la mano para el arranque de las plantas. Por el momento solo estamos trabajando en el tajo principal, denominado Mina Justa. 

¿Las dos plantas de procesamiento, la de óxidos y la de sulfuros, ya están terminadas? ¿En qué etapa del montaje están? ¿Qué hace falta instalar?

Tanto la planta de óxidos como la de sulfuros aún se encuentran en construcción. Estamos bien avanzados, en el orden del 90% de avance y terminando el proceso de montaje electromecánico, previo al comisionamiento.

«Mina Justa empleará agua de mar durante su operación. Estamos próximos a iniciar las pruebas y bombear agua salada hacia la mina», contó el ejecutivo.

¿Ya han probado su tecnología de vat leaching?

Aún no se han iniciado las pruebas, ya que es un componente de la planta de Óxidos que todavía está en construcción. 

¿Cómo van las pruebas del molino HPGR? 

Igualmente, los equipos de molienda de alta presión (HPGR por sus siglas en inglés), son componentes que forman parte de las dos plantas de óxidos y sulfuros, los cuales, al no haberse iniciado las pruebas en dichas plantas, no han podido ser probados aún.

¿Ya tienen definido quién será su abastecedor de ácido sulfúrico?

Al ser un insumo importante para nuestra operación, ya contamos desde hace un buen tiempo con dos contratos de suministro. Uno en el ámbito nacional, y otro internacional, para completar nuestros requerimientos de ácido sulfúrico.

¿De dónde provendrá el agua que utilizará Mina Justa y en qué cantidades?

Para el funcionamiento de las plantas utilizaremos agua de mar, a través de una toma de agua, bombas de impulsión y una línea de conducción que recorrerá 41 kilómetros hasta Mina Justa. La cantidad de agua salada que emplearemos para el proceso productivo es de 900 m3/ hora aproximadamente. 

¿Y los trabajos en el puerto? Teníamos entendido que utilizarían agua de mar. ¿Esas obras también están por concluir?

En efecto, Mina Justa empleará agua de mar durante su operación. Estamos próximos a iniciar las pruebas y bombear agua salada hacia la mina.

¿Cumplirán con los tiempos programados o es que la pandemia ha retrasado la producción comercial de Mina Justa?

El plan de ejecución del proyecto si ha sido impactado porque hemos priorizado la adecuación de nuestros protocolos y cumplir con las nuevas condiciones de trabajo, poniendo la salud de nuestros trabajadores primero.

Unos US$1,600 millones serán necesarios para poner en producción comercial el proyecto Mina Justa en 2021.

¿Cuál ha sido (o es) lo más desafiante para usted como gerente general de un proyecto de esta magnitud? 

Son varios los desafíos en el desarrollo de un megaproyecto como Mina Justa, sin embargo podría mencionarles que lo más importante para nosotros ha sido el poder cumplir con los planes que se presentaron a los accionistas y las autoridades para la ejecución del proyecto, en cuanto a controlar los costos que se aprobaron, así como en cumplir con los plazos estimados, lo cual solo sufrió el impacto de la pandemia.

Mina Justa tendrá una vida útil de 16 años. ¿Existe data que le haga pensar que la vida de la mina podría extenderse?

Tenemos concesiones mineras en el área circundante a Mina Justa, en las cuales tenemos un programa previsto de exploraciones, y el cual esperamos nos pueda dar en un futuro, alguna posibilidad para pensar en una extensión de la vida de la mina.

Uno de los temores del señor Javier del Río, de Hudbay, es que se rompa, debido al covid-19, la cadena de suministros. ¿Es esa también una de las nuevas preocupaciones con las que tienen que lidiar?

Indudablemente, ese es un riesgo latente para todos, sin embargo, la ubicación geográfica de nuestro proyecto es un elemento que nos facilita un tanto las cosas, y nos permite controlar mejor el nivel de este riesgo.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)