Frontera Energy pierde US$10 millones por paralización de ON y 2,500 personas pierden su trabajo

La empresa canadiense Frontera Energy Corporation perdió US$10 millones producto de la paralización del Oleoducto Norperuano (ON), inactivo desde noviembre del 2018. Frontera Energy opera el lote 192, en la región Loreto. La interrupción del ON  se originó a raíz de los distintos sabotajes por parte de comunidades cercanas a la infraestructura.

El director gerente de Frontera Energy, Richard Herbert, expresó su  preocupación al dar a conocer las millonarias pérdidas de la compañía. Mencionó que, ante la falta de operatividad,  los tanques están totalmente llenos de crudo.

“Para el Estado también significó grandes pérdidas, pues en el canon para el  departamento de Loreto se perdió US$ 2,6 millones al mes”, comunicó el máximo representante de la empresa canadiense.

Herbert dijo que sus esfuerzos por encontrar respuestas por parte del Gobierno para solucionar el problema del ducto han sido infructuosos. “Pareciera   que hay falta de interés en solucionar el problema”, apostilló el ejecutivo de la petrolera concencionaria del lote 192, el campo petrolero más productivo del Perú.

La producción de petróleo crudo en el bloque 192 era de aproximadamente 12,000 barriles promedio por día cuando Frontera (Antes Pacific Stratus Energy) tomó el control de esta en 2015.

El gerente senior de  Responsabilidad Social de Frontera Energy, Telmo Paz, afirmó que la paralización del Oleoducto Norperuano ha ocasionado que 2,500 personas pierdan sus puestos de trabajo, aunque resaltó que estas podrán recuperar sus puestos siempre y cuando se solucionen los inconvenientes con el Oleoducto Norperuano.

La intención de Frontera –aseveró Telmo Paz- es continuar operando en nuestro país pues “están pensando seguir con el contrato (de concesión con el lote 192) a largo plazo”. Cabría recordar que el 7 de setiembre de este año finaliza el contrato  de la entidad canadiense como concesionario de los lotes 192 y 101.

La construcción del ON comenzó en setiembre de 1974 y demandó una gran cantidad de mano obra. Durante su período de mayor actividad, se requirió la participación de 7,800 trabajadores. El Oleoducto Norperuano inicia su recorrido en la Estación 1, en San José de Saramuro (Loreto), a orillas del río Marañón y a unos 200 kilómetros al sureste de Iquitos. Lo culmina en el Terminal Bayóvar, atravesando el desierto de Sechura, en el departamento de Piura.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)