Fracasa diálogo: Las Bambas lamenta «exigencias desmedidas» de comunidades

Fracasa diálogo: Las Bambas lamenta «exigencias desmedidas» de comunidades

Las Bambas lamentó la culminación de la reunión con las comunidades que ocupan tierras de sus instalaciones sin llegar a acuerdos, debido a «exigencias desmedidas». A través de un comunicado, la minera señaló que las conversaciones están entrampadas debido a que las seis comunidades que acatan la medida de fuerza condiciona «la liberación del terreno invadido y la reanudación de las operaciones a la subsanación de supuestos incumplimientos que no precisan».

Indican que «muchos» de los compromisos que se aluden como no cumplidos «son nuevas demandas no consignadas en acuerdos anteriores». Entre estas últimas, la empresa menciona «esquemas no contemplados en el ordenamiento legal vigente, como por ejemplo una participación del 50% de las utilidades de Las Bambas a cambio de un supuesto aporte de terrenos, los cuales ya fueron adquiridos y pagados por las Bambas a la propia comunidad en el año 2013».

La minera señaló que «la falta de voluntad para llegar a un acuerdo de estas comunidades pone en riesgo 9,000 puestos de trabajo y a más de 1,400 pequeñas y medianas empresas de Cusco y Apurímac que proveen bienes y servicios» para la operación minera.

«Las Bambas reitera su disposición a un diálogo transparente y constructivo para una revisión exhaustiva de los compromisos de la empresa con las comunidades de los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui, e invoca a estas a deponer medidas de fuerza ilegales y demandas incompatibles con el marco legal de la actividad minera en el Perú», dice el comunicado.

Las operaciones de la mina Las Bambas están suspendidas desde el 14 de abril por la invasión ilegal de sus terrenos y que, tras 42 días de la paralización, ha generado pérdidas por cerca de US$400 millones en exportaciones y más de S/220 millones en rentas para el Perú y la región Apurímac.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)