Fernando Castillo: «Comunidades como Huancuire, cuyos terrenos han sido vendidos dos veces, pretenden que Las Bambas reconozca una tercera venta»

Fernando Castillo: «Comunidades como Huancuire, cuyos terrenos han sido vendidos dos veces, pretenden que Las Bambas reconozca una tercera venta»

Fernando Castillo, consultor en Gestión Social y miembro del Comité Organizador de PERUMIN 35, en una entrevista concedida al Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, sostuvo que el país vive “un momento bastante complejo” pues “hay un contexto nacional muy duro para la minería, la actividad extractiva y el empresariado en general. Hace pocos días, la consultora Apoyo publicó un resultado de la expectativa de mejora que tenía el sector empresarial y el país en general y solo el 3% del país piensa que estamos mejorando”.

Para Fernando Castillo, el Perú debe dar confianza y seguridad al inversionista. Si un país tiene inseguridad, los bloqueos no son atendidos, el estado de derecho no es respetado, se consiente y se permite que haya impunidad frente a delitos de esa naturaleza, “es bien difícil que alguien invierta”, dijo. “¿Por qué un inversionista debería venir aquí y no irse al Ecuador o a otro país que le brinda mejores condiciones?”, preguntó retóricamente.

Por suerte, añadió, los precios de los metales son altos. “Entonces, la minería ha permitido que no se vean las falencias que la crisis económica está generando en nuestro país”, remachó.

Sobre el caso Las Bambas, subrayó que “es increíble” ver que esta minera “esté atravesando una condición en la cual el tiempo bloqueado bordea el 25% del tiempo transcurrido. Entonces, si uno tiene esa cifra, estamos ante un proceso en el que 3 de cada 12 meses se encuentra la operación bloqueada y eso hace que cualquier tipo de inversión sea inviable. Ese es un gran problema que estamos teniendo, en general, en diversos proyectos que han sido bloqueados en su producción”.

Dijo que comunidades como Huancuire, cuyos terrenos han sido vendidos dos veces, “pretenden que la compañía reconozca una tercera venta”. Y acotó: “Las Bambas es una de las empresas que tiene el mayor volumen de inversión social en el Perú. Durante los 10 años que está presente acá, ha tenido un reasentamiento ejemplar en el mundo, uno de los pocos que ha tenido una entrega de viviendas nuevas, ha monetizado entre S/600,000 y S/800,000 a cada comunero, el tema de las compras locales es uno de los más altos del país; entonces, ya no es que los estándares no se estén cumpliendo, sino el hecho es que la compañía está siendo extorsionada, prácticamente, por un grupo de dirigentes que están buscando un mayor beneficio personal”.

Castillo refirió que el contexto interno se debe a la “fragilidad política del sector público” y a “una inestabilidad constante en lo que significan los elementos de decisión, lo cual tiene que ver con la coordinación interministerial, los aspectos de coordinación que debería tener la Presidencia del Consejo de Ministros con el Ministerio de Energía y Minas, además de que existe un elevado empoderamiento de las comunidades”.

El miembro del Comité Organizador de PERUMIN 35 observa que en este año 2022 “no hay un solo conflicto que se haya generado por temas medioambientales, todos están basados en renegociación de tierras, en mayores beneficios, mayor entrega por importes de acuerdos anteriores”. “Es muy delicado porque hoy son las comunidades las que están rompiendo los acuerdos”, resaltó.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)