Entrevista | Tenemos que hablar de relaveras y le preguntamos a un experto, el ingeniero Martín Villanueva

Entrevista | Tenemos que hablar de relaveras y le preguntamos a un experto, el ingeniero Martín Villanueva

¿Qué procesos hay detrás de estas importantes infraestructuras? Nos lo cuenta un ingeniero

Las presas de relaves son unas estructuras que hablan bien de las capacidades del hombre. Una presa de relaves es la manifestación de muchas ciencias, pero cuando fallan, por lo común, sus consecuencias son catastróficas. ¿Cuáles son los procesos de diseño, operación, mantenimiento, vigilancia y cierre de los depósitos de relaves y desmontes vigentes? ¿A qué elemento le temen más los ingenieros? ¿Qué es lo que falla cuando fallan? ¿Lo estamos haciendo bien en el Perú. Martín Villanueva, director de SRK Consulting y presidente de la comisión organizadora del II Seminario Internacional de Disposición de Residuos Mineros, Relaves y Desmontes, organizado por la Sociedad Peruana de Geoingeniería, que será realizado en setiembre, tiene mucho que decir con respecto a las presas de relaves en el Perú. 

El agua presente en los suelos puede variar el comportamiento de los esfuerzos efectivos desequilibrando el sistema, explica el ingeniero Villanueva.

¿Por qué se dice que el principal enemigo de las presas de relaves es el agua?

En la mayoría de los casos de fallas de presas que almacenaban relaves en pulpa, el agua ha sido un iniciador o detonante de los procesos de falla. Estos relaves no pueden sostenerse por sí mismos, para lo cual requieren de presas de contención para su confinamiento. Los materiales de suelos que tienen características drenadas como la grava o la arena pueden ser levemente afectadas por la presencia de agua, variando las condiciones físicas por el incremento del peso. Los materiales de suelos que presentan características no drenadas como las arcillas, limos, orgánicos y sus variaciones son muy afectadas por la presencia del agua, la cual genera que sus propiedades físicas de resistencia se reduzcan considerablemente.

En el caso de rocas en función a su naturaleza si son ígneas, sedimentarias o metamórficas, el agua genera una degradación en el tiempo, dependiendo del tipo de roca la velocidad de degradación de este proceso puede variar desde algunos años a unos miles de años.

La presencia de agua en materiales que conforman la cimentación que son susceptibles a degradarse con el paso del tiempo, genera que sus propiedades físicas iniciales se reduzcan originando la activación del mecanismo de falla, uno de esos ejemplos es la falla de la presa Aznalcóllar en España en el que la roca de fundación se transformó por erosión en un suelo por el efecto de las presiones intersticiales generadas por el agua.

Otro ejemplo es cuando no se tiene un control adecuado del “borde libre” y ante un evento de precipitación máxima que no es controlado el agua se desborda respecto del nivel de la cresta de presa, y la cara externa se ve erosionada transportando el material conformado, y lavando los finos, esto produce una falla del tipo “overtopping”.

El agua presente en los suelos puede variar el comportamiento de los esfuerzos efectivos desequilibrando el sistema, el cual se puede generar por un rápido incremento de sus presiones de poros ante un evento sísmico, o una descarga o carga del material; esto genera las condiciones de desequilibrio del sistema el cual se transforma en la activación de una falla.

¿Cuál sería la evaluación que hace del diseño de las presas de relaves que se exigen y construyen en el Perú, un país sísmico?

En un país sísmico como el Perú, es recomendable primero realizar una clasificación de la presa de relaves de forma que se determine el nivel de riesgo al que se está expuesto, existen guías locales e internacionales que nos ayudan a… Puedes visitar nuestra edición digital para seguir leyendo esta interesante entrevista y enterarte de más haciendo clic aquí.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)