Entrevista | Activos Mineros, curando heridas mineras

Entrevista | Activos Mineros, curando heridas mineras

Rachel Carson escribió en su revolucionario libro Primavera silenciosa: «La historia de la vida en la tierra ha sido un proceso de interacción entre las cosas vivas y lo que las rodea». Esta afirmación es casi un axioma, una tautología en la industria minera y en Activos Mineros SAC (Amsac), una empresa del Estado bajo el paraguas del Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe), creada sobre la base de la Empresa Regional Grau Bayovar S.A en junio de 2006, y su finalidad es la remediación ambiental. En su origen, el Estado encargó a Activos Mineros la conducción de la ejecución de los proyectos de remediación ambiental que estuvieron a cargo de Centromin Perú SA y otras empresas del Estado. La empresa ha adecuado sus recursos para efectuar la labor encomendada, efectuando actualmente supervisiones, ejecutando proyectos y convocando concursos relacionados con el encargo recibido. Durante el 2019, según su más reciente memoria corporativa, Amsac administró una cartera de un total de 29 proyectos y programas, que contemplan la continuidad en la remediación de más de 1,000 pasivos ambientales. “Aunque estos resultados son alentadores, es preciso recalcar que Amsac trabaja por encargo y en base a transferencias de fondos del Estado, por lo que es fundamental que se le asigne mayores y oportunos recursos económicos a fin de que los proyectos de remediación se realicen de manera oportuna y eficaz”, explicaron en ese documento, Hoy, tras una pandemia que afectó a todos por igual, la empresa ha recuperado su ritmo de avance y conseguido más recursos para sanar al país. Antonio Montenegro, su gerente general, lo cuenta mejor.

Cuando hablamos de “pasivos ambientales”, en concreto, ¿de qué hablamos específicamente? ¿De qué tipo de contaminantes y en qué cantidades?

Cuando hablamos de pasivos ambientales mineros (PAM) nos referimos a las instalaciones, efluentes, emisiones y residuos que dejó la actividad minera ancestral antes de la normativa ambiental, y que actualmente se encuentran inactivas o están abandonadas. En el Perú tenemos identificado como pasivos una variedad de tipologías como: depósitos de desmonte, relaves, bocaminas, chimeneas, piques, tajeos, trincheras, media barreta, campamentos, pozas, entre otros.

Los contaminantes son diversos pues nuestro país tiene una composición polimetálica de minerales. Entonces, por ejemplo, en los pasivos ambientales encontramos acumulación de desmontes y relaves con altas concentraciones de pirita, zinc, y otros componentes que al contacto con el oxígeno y el agua pueden ser lixiviados produciendo drenajes ácidos.

¿Estos pasivos ambientales son todos productos de la actividad minera del pasado o del presente?

La historia del Perú tiene eminentemente una vinculación directa con la actividad minera. En ese sentido, cuando Activos Mineros interviene encuentra pasivos ambientales mineros (PAM) de la época colonial, de la etapa… Puedes visitar nuestra edición digital para seguir leyendo esta interesante entrevista y enterarte de más haciendo clic aquí.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)