Enel Green Power y Fortescue Future Industries se unen para impulsar el hidrógeno verde en América Latina y Australia

Enel Green Power y Fortescue Future Industries se unen para impulsar el hidrógeno verde en América Latina y Australia

El desarrollador australiano de energía verde renovable Fortescue Future Industries (FFI) y la rama global de energías renovables de Enel, Enel Green Power S.p.A. (EGP), han anunciado hoy que se asociarán para explorar el desarrollo conjunto de la cadena de valor del hidrógeno verde con un enfoque inicial en América Latina y Australia. Enel Green Power, dentro del Grupo Enel, desarrolla y opera plantas de energía renovable en todo el mundo y está presente en Europa, América, África, Asia y Oceanía. Líder mundial en energía limpia, con una capacidad total de cerca de 55 GW y un mix de generación que incluye energía eólica, solar, geotérmica e hidroeléctrica, así como instalaciones de almacenamiento de energía, Enel Green Power está a la vanguardia de la integración de tecnologías innovadoras en las plantas de energía renovable. FFI es una empresa global de energía verde comprometida con la producción de hidrógeno verde, libre de emisiones, a partir de fuentes 100% renovables. 

«Creemos firmemente que, en un futuro próximo, el hidrógeno verde puede desempeñar un papel estratégico en la descarbonización de los sistemas energéticos mundiales, complementando la electrificación directa. Esta colaboración con un socio como FFI encaja plenamente en la estrategia de hidrógeno de Enel para reducir el coste de producción del hidrógeno verde, a través de la ampliación de la tecnología y de soluciones innovadoras», dijo CEO de Enel Green Power, Salvatore Bernabei.

El hidrógeno verde no emite CO2 durante todo el proceso de producción, a diferencia del hidrógeno basado en combustibles fósiles. Se trata de una solución práctica y aplicable que puede contribuir a revolucionar el sector energético, ayudando a descarbonizar la industria pesada y a crear puestos de trabajo en todo el mundo. El amoníaco, que es un compuesto a base de hidrógeno, puede utilizarse para transportar y almacenar el hidrógeno de forma más eficaz, reduciendo los volúmenes necesarios. Es una de las materias primas químicas más empleadas para producir fertilizantes. El amoníaco verde puede usarse para descarbonizar las industrias de los fertilizantes y del transporte.

FFI y EGP comparten el mismo punto de vista sobre el papel clave del hidrógeno verde para descarbonizar sectores difíciles de eliminar, como los fertilizantes, otros productos químicos, la fabricación de acero, el transporte y la aviación, en los que el hidrógeno se utiliza como materia prima o para generar calor a alta temperatura, y en los que la reducción de las emisiones de CO2 mediante la electrificación no es posible o es más compleja. A través de esta colaboración, ambas compañías pretenden conseguir que el hidrógeno verde sea competitivo en costes con las alternativas basadas en los combustibles fósiles durante esta década.

«Este emocionante anuncio llega en un momento crítico para la energía. A medida que se acerca el invierno, y los costes de la energía siguen disparándose, es más necesario que nunca contar con una energía verde competitiva. El hidrógeno y el amoníaco verdes son parte de la solución no solo para la seguridad energética y la reducción de los costes de la energía, sino también para la lucha contra el cambio climático. Con su sólida trayectoria y dedicación a la energía verde, Enel es el socio perfecto con el que trabajar para hacer realidad un futuro verde», dijo el CEO de FFI, Mark Hutchinson.

El anuncio de esta asociación ayudará a FFI y EGP en sus objetivos no solo de diversificar el suministro energético futuro y aumentar la seguridad energética, sino también de ayudar al mundo en su lucha por reducir las emisiones y combatir el cambio climático. La colaboración pretende establecer un marco para que FFI y EGP identifiquen y evalúen posibles proyectos de hidrógeno/amoníaco verde.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)