En 24 días y 15 horas, un equipo especial de Antamina rompe un récord en la minería mundial

En 24 días y 15 horas, un equipo especial de Antamina rompe un récord en la minería mundial

La empresa minera Antamina, la más importante del país, ha logrado un hito operacional en su historia pues un equipo interno logró concluir un trabajo muy especializado en 24 días y 15 horas cuando usualmente la media en la industria global es de 35 días. Se trata del cambio de shell 3 (el shell es el término más usado en la industria pero su traducción podría ser cáscara, armazón), tapa y cables de su molino de bolas número 3 con cero accidentes, y la diferencia de tiempo es vital para un sector cuyo éxito productivo se mide al milímetro y más aún en un momento en el que metales industriales como el cobre cotizan por encima de los US$4 la libra y nadie sabe si estamos en el umbral de un nuevo superciclo o solo en un momento insólito y breve. El cambio de cascarón es vital pues en la empresa quieren asegurar que los niveles actuales de producción no disminuyan y el buen estado de las piezas mecánicas es esencial.

“En esta oportunidad presentamos un proyecto exitoso, fruto del esfuerzo del trabajo en equipo con la participación de socios estratégicos de gran nivel en el Perú para seguir construyendo unidos altos un futuro compartido con altos estándares de seguridad, lleno de optimismo y convirtiendo retos en éxitos”, indicó Óscar Ascención, gerente I&P de la empresa en un video institucional en el que la empresa da cuenta secuencialmente de las labores.

La buena labor en Antamina se ha confirmado con los trabajos de comisionamiento posteriores.

Gabriel Coronado, supervisor mecánico I&P de Antamina, sostuvo que el récord es producto de una planificación anticipada pues “ha sido realizado por profesionales con mucha experiencia en este tipo de trabajos”. Y añadió: “Hemos terminado el trabajo en un tiempo menor al planificado y con cero accidentes”. Coronado explicó que “se ha intervenido en todo el sistema de fuerza del molino, desde los transformadores hasta el sistema convertidor” y “las pruebas han salido dentro de los parámetros esperados y todo el trabajo ha sido dentro del alcance, costo y cronograma” previamente determinado.

La buena labor en Antamina se ha confirmado con los trabajos de comisionamiento posteriores a la puesta en marcha del molino, trabajos que se hacen progresivamente para corroborar que el equipo funciona a la perfección y que no ha habido fallas en la ejecución de las obras. Freddy Quiñones, jefe de QA y Comisionamiento I&P, indicó que “en el precomisionamiento también se hicieron todas las pruebas bajo normas. Con ello se asegura la confiabilidad del molino”.

Antamina es uno de los yacimientos mineros más importantes del mundo. No es un pórfido sino un skarn y por ello tiene sus peculiaridades minerológicas. Según cálculos internos proporcionados por su CEO Víctor Gobitz, en términos de cobre equivalente (la producción de cobre a la que se le suma la producción de otros metales), Antamina es la cuarta mina más grande del mundo y su producción anual ronda las 600,000 toneladas anuales.

“En términos de cobre equivalente, es probablemente el cuarto más importante activo de cobre del mundo y uno de los principales activos mineros en el Perú”, sostuvo el ejecutivo de la empresa minera más valorada por los peruanos, según la última encuesta de Merco. A punto de cumplir dos décadas de funcionamiento, Antamina ha invertido casi US$8000 millones en su desarrollo hasta la fecha. En una conferencia virtual organizada por la Cámara de Comercio Canadá Perú, sostuvo Gobitz Colchado que el 70% de los ingresos de la empresa provienen del cobre.

Actualmente, Antamina planea apostarlo todo por el gigantismo y renovar su flota minera con camiones de 400 toneladas de capacidad.

Actualmente, Antamina planea apostarlo todo por el gigantismo y renovar su flota minera con camiones de 400 toneladas de capacidad. La productora de cobre y zinc asentada en la región de Áncash cuenta con un total de 224 equipos de mina a la fecha, entre los que se cuentan seis perforadoras de precorte, diez perforadoras para producción, más de 70 equipos auxiliares entre tractores de oruga y de ruedas, excavadoras, motoniveladoras, cisternas, rodillos y otros, pero el grueso de sus equipos lo conforman 92 camiones Komatsu 930E, con capacidad para transportar 297 toneladas métricas de mineral.

La flota de casi 120 camiones mineros es el corazón de la operación minera Antamina. La empresa actualmente evalúa las prestaciones de camiones ultra -class de tres marcas: Komatsu, Caterpillar y Liebherr pues el plan es convertir toda su flota a camiones con capacidad de 400 toneladas (363 toneladas métricas) de acarreo. 

Antamina debe constantemente evaluar las leyes mineras en las zonas que explotará. Más leyes mineras implican muchas cosas buenas para la empresa: ahorro de energía, aumento de productividad, eficiencia. Las leyes de mineral son el sueño y la pesadilla de los gerentes de mina pues su abundancia o escasez definen en gran medida el destino de la operación.

Enrique Paredes Rivero, gerente de Mina de Antamina, explicó en el Comasurmin 2021 que la empresa acantonada en la región de Áncash ha decidido conocer cuanto antes qué leyes de mineral están depositando sus gigantescas palas en sus gigantescos camiones mineros para, si buenas, llevarlas a la chancadora y, si malas, dejar el mineral en un depósito de desmonte y aprovecharlas cuando el precio internacional del cobre o zinc los hagan ver más atractivos.

Antamina está recurriendo a la tecnología de ore sorting y ore sensing para que las cucharas de las palas calculen desde la primera dentada las leyes de mineral que depositarán en los lomos de los camiones mineros. En Antamina la ley de mineral se calcula ahora por pasada y por camión, dijo Paredes. Al menos esa es la idea. “Esperamos tener resultados en poco tiempo”, dijo.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)