El sector carbonífero de Colombia pasa por su peor momento

El sector carbonífero de Colombia pasa por su peor momento

La operación carbonífera de Colombia atraviesa por su peor ‘cuarto de hora’, así lo afirma el diario Portafolio. Muestra de ello es el reciente anuncio de la empresa Prodeco de cerrar su tarea en el departamento del Cesar con el argumento que no le cuadraba la ecuación desde el punto de vista financiero para desarrollar la operación, debido al comportamiento a la baja en la cotización del mineral. Pero a la caída en el precio del carbón en los mercados del mundo, también se suman la compleja extracción en los depósitos llamados ‘viejos’ que terminan por subir los costos de producción, el tema ambiental que requiere inversiones adicionales y el avance de las renovables, que tienen en jaque a esta operación minera.

A la caída del precio, la pandemia y la descarbonización en el 2020, se suma otro ingrediente, la huelga del Cerrejón que duró 91 días

Para Nicolás Arboleda, asociado de Energía, Minas e Infraestructura de Baker McKenzie, que habló con Portafolio, el mercado global del carbón no está atravesando sus mejores momentos, ya que existe una política de descarbonización a nivel global y también cierta oposición a este mercado por la idea de que son actividades altamente contaminantes. Por lo tanto, -dice el analista- se ha convertido en un mercado que ha perdido su apetito de inversión de países de Europa, y del continente americano.

Pero a la caída del precio, la pandemia y la descarbonización en el 2020, se suma otro ingrediente, la huelga del Cerrejón que duró 91 días en los cuales la mina dejó de vender US$759 millones, y de paso impactó en el balance al final de año. Datos de los ministerios de Comercio y Minas Energía colombianos indican que por cuenta de estas razones, el año pasado fue de los más oscuros de la operación carbonífera. 

“Es evidente que se mantienen las condiciones de mercado que vimos en 2020 (una demanda reducida y un precio a la baja) y, por lo tanto, necesitamos seguir el proceso de transformación para asegurar la sostenibilidad de la compañía”, señaló Claudia Bejarano, presidenta del Cerrejón. Por su parte, José Miguel Linares, presidente de Drummond, subrayó que “la crisis actual de la operación fue causada por la pandemia (emergencia sanitaria por la covid-19), a lo que se sumó un ciclo prolongado de precios bajos en el mercado internacional del carbón. Logramos sobrellevar la situación y emerger del 2020 nuevamente con 29,7 millones de toneladas de carbón exportadas”.

Ante un panorama carbonífero nada alentador, y con una caída en la producción del mineral, el cual cerró en el 2020 en más de 54 millones de toneladas (la cifra más baja en toda la historia de la operación), y con una proyección para el 2021 de más de 62 millones de toneladas, el sector minero hace un llamado para hacer cambios.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)