Ejecutivo apuesta por el diálogo en Tía María para ahuyentar el fantasma de Conga

El Gobierno hace todos los esfuerzos para evitar que el proyecto minero Tía María se convierta en un nuevo Conga (Cajamarca). El presidente Martín Vizcarra afirmó que la estrategia para sacar adelante el emprendimiento de cobre de Southern Copper en Arequipa, que obtuvo recientemente la licencia de construcción, es “el diáologo y no la imposición”.

“En Conga en algún momento se quiso imponer y cuál es la consecuencia. Se quiso usar el camino de la imposición. Nosotros no vamos por ese camino”, refirió esta mañana el mandatario desde el distrito de Ate.

Y añadió: “Sigo usando su ejemplo de Conga. ¿Dónde queda? En Cajamarca y hace unos años los indicadores no eran los adecuados, pero tenían una tendencia a mejorar; sin embargo, la evaluación de los últimos años, los indicadores han tendido a deteriorar porque se creó una tensión entre el Gobierno Nacional y Regional y perjudicó a la región. Eso no va a ocurrir con Arequipa […] Arequipa es una región muy importante para el país y tiene todo el apoyo del gobierno”.

El proyecto de oro y cobre Conga comprometía una inversión de US$4,800 millones en la región Cajamarca. La principal accionista del proyecto, Newmont (hoy Newmont Goldcorp), no pudo convencer a los opositores de los beneficios del proyecto minero. Hoy Cajamarca es una de las regiones más pobres del Perú, según datos oficiales del MEF y del INEI.

Contra el proyecto Tía María se realizan protestas en la provincia de Islay, región Arequipa. Un grueso de la población rechaza el proyecto porque considera que contaminará sus sembríos y las aguas del río Tambo. Southern, al respecto, ha comunicado que para la extracción de cobre de los tajos La Tapada y Tía María no utilizará agua fresca sino del mar. La minera de Grupo México también ha indicado que no comenzará la construcción de la operación minera de US$1,400 millones hasta que el contexto social mejore.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)