«Ejecución de inversión en proyecto minero tarda un año y medio por consulta previa»: Jaime Gálvez

«Ejecución de inversión en proyecto minero tarda un año y medio por consulta previa»: Jaime Gálvez

El contexto político actual “no es el mejor” para impulsar grandes cambios normativos con respecto a las actividades extractivas pero sí hay espacio para “mejoras” en el proceso de consulta previa, concedió el viceministro de Minas, Jaime Gálvez, en una conferencia virtual organizada por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

El funcionario explicó que el proceso de consulta previa se suele hacer en la etapa final del proyecto, cuando la empresa “ya está lista para construir la mina”, y la ejecución de la inversión, por la consulta, puede demorar “un año y medio, un tiempo que evidentemente es absolutamente inútil”.

Una forma de solucionar este desperfecto en el proceso, conjeturó el viceministro, es desarrollar la consulta previa antes de que el titular minero cuente con todos los permisos necesarios, acaso durante el proceso de elaboración del estudio de impacto ambiental (EIA). “Mientras se evalúa el EIA, podría desarrollarse el proceso de consulta previa”, dijo.  “Y así nos ahorramos un año y medio para ejecutar un nuevo proyecto minero”.

Jaime Gálvez explicó que en el Perú, “además de consulta en exploración”, existe la “consulta en explotación, cosas que muy pocos países tienen”. En el Ministerio de Energía y Minas, por tanto, buscan la forma de “acortar los tiempos”. 

Un proyecto que actualmente debe superar el proceso de consulta previa es San Gabriel, de Buenaventura, que a juicio del viceministro está “muy avanzado”. Otro es Integración Coroccohuayco, de Glencore, y Pampacancha, de Hudbay.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)