Director ejecutivo de Modasa revela cómo se gestó construcción del primer bus eléctrico peruano

Director ejecutivo de Modasa revela cómo se gestó construcción del primer bus eléctrico peruano

EL BUS, QUE TIENE 12 METROS DE LARGO Y PUEDE TRASLADAR A 85 PASAJEROS DE MANERA SEGURA, FUE ADQUIRIDO POR ENGIE. ESTE ARTÍCULO APARECE EN LA EDICIÓN 82 DE LA REVISTA ENERGIMINAS.

En Lima Metropolitana se realizan más de 20 millones de viajes diarios, la mayoría en buses públicos de combustión interna, dejando a su paso considerables cantidades de emisiones de carbono que perjudican el medioambiente. En un contexto como este, el transporte público sostenible se presenta como una alternativa para reducir la contaminación y encaminarnos hacia un transporte sostenible. Héctor García Béjar, director ejecutivo de la empresa peruana Modasa (Motores Diesel Andinos) presentó el primer bus 100 % eléctrico hecho en Perú, ensamblado por la firma, con miras a promover la electrificación del sistema de transporte mediante buses diseñados para transitar por las calles de Lima. 

“Hace dos años pensamos en desarrollar el famoso bus eléctrico y buscamos un partner que ya había desarrollado automóviles eléctricos, así que hicimos un acuerdo de desarrollo de tecnología con QEV Tech. Nosotros suministrábamos toda la tecnología del chasis, de los componentes, los ejes delanteros y traseros y la carrocería; ellos desarrollaban la parte motriz, el chasis y las baterías, todo el tema electrónico y eléctrico del bus”, explicó. Agregó que Modasa tuvo una participación muy activa en el proyecto: “Hubo ingenieros que viajaron al extranjero para seleccionar los productos eléctricos y enviamos un chasis hecho por Modasa a España y se desarrolló el primer prototipo, mientras nosotros, por nuestra cuenta, desarrollamos nuestro prototipo en Perú”.  

Héctor García Béjar, director ejecutivo de la empresa peruana Modasa.

Actualmente Modasa tiene dos buses eléctricos: uno terminado al 100 %, que ya fue adquirido por Engie, una de las generadoras de energía más importantes del país, y otro en proceso de fabricación, que estará listo en noviembre o diciembre. 

E-Titán Urbano 

El 25 de septiembre, durante la conferencia virtual Electrotransporte Digital 2020, las firmas Modasa y Engie lanzaron el E-Titán Urbano, el primer bus 100 % eléctrico hecho en Perú. “Nos sentimos felices porque lo hemos logrado, a pesar de la pandemia. Hemos trabajado duro para terminar este bus, pero ya está listo”, dijo el directivo de Modasa. Este bus tiene aire acondicionado, además de un kit de emergencia anticovid. “Lo hemos adaptado a la nueva realidad del país porque tiene una forma adecuada para esta pandemia”, refirió García Béjar. El E-Titán Urbano es un bus de 12 metros de largo con una plataforma que puede llevar a 80 pasajeros y “está preparado para entrar en cualquiera de las líneas de transporte que existen en Perú porque cumple adecuadamente todas las especificaciones que se exigen”. 

El chasis de un bus eléctrico tiene menos de 700 piezas y su motor, 95 % de eficiencia. “Dentro de la tecnología, lo más importante es un motor que viene a ser más que nada un reductor que tiene un sistema de frenado incorporado, el motor prácticamente se detiene solo. Su sistema de frenado va a durar mucho más de lo que dura un transporte convencional porque se hará a través del motor y se da el frenado normal para el final”, agregó.  

Las baterías del bus tienen una vida útil de entre 8 y 10 años.

Otra de las características importantes del bus eléctrico hecho en Perú es la cantidad de piezas. Mientras un bus convencional requiere casi 5,000 piezas y entre 2,500 o 3,000 piezas solo el chasis, el E-Titán Urbano solo necesita entre 600 y 700 piezas para completar su carrocería, facilitando de este modo su mantenimiento. En tanto, las baterías del bus tienen una vida útil de entre 8 y 10 años. “Siempre es necesario que 10% o 20 % de la carga de la batería permanezca constante para lograr que el tiempo de vida sea lo más largo posible”, afirmó el representante de Modasa. “Es un vehículo de mucha tecnología pero, a la vez, fácil de armar y de darle mantenimiento. Estamos a la altura de cualquier país del mundo en la fabricación de un bus eléctrico”. 

En efecto, admiten desde Modasa, estos vehículos todavía son más caros que los convencionales porque su tecnología aún no se masifica y los precios están en función al volumen de producción. Sin embargo, sus ventajas se materializan en el largo plazo, además de los beneficios para el entorno y la reducción de la contaminación sonora. Ahora bien, la empresa peruana no intenta encasillarse en una sola tecnología. A juicio de García, “hay instituciones como el BID que ofrecen préstamos para desarrollar estas tecnologías y pienso que el Estado peruano también está muy interesado en este cambio de tecnologías y de suministro de energía, sin embargo, el gas también es importante”. Y añadió: “Podemos tener dos tecnologías: el gas y lo eléctrico. Las dos son importantes. El gas es barato y también compite a nivel ecológico”. En el Perú, el sistema de transporte público El Metropolitano es el primero en desarrollar toda una flota a gas; hay más de 2,000 buses en el país que tienen motor a gas, y en Modasa están convencidos que al menos el gas natural y la movilidad eléctrica, con el paso de los años, irán ganando más mercado. 

Próximos pasos  

Lo que viene para Modasa en adelante es desarrollar una línea de fabricación y capacitar a su personal en estas nuevas tecnologías para que gestionen con eficiencia el ensamblaje de este tipo de buses con nueva tecnología. “Primero vamos a terminar bien este bus para consolidar su producción  que esta sea de calidad y responda al prototipo, al diseño que se ha hecho”, indicó García. Cabría señalar que Modasa administra un instituto de investigación que se llama Modatec donde se vienen desarrollando importantes logros que, en algún momento, serán públicos. Con todo, Modapower, la fábrica “de grupos electrógenos” de la empresa, a pesar de la pandemia, actualmente opera al 100% de su capacidad. 

Modasa administra un instituto de investigación que se llama Modatec.

Sobre el apoyo que debe brindar el Gobierno para impulsar la movilidad eléctrica, García puntualizó que aquel debe ordenar el transporte y generar una garantía para préstamos, a través de Cofide como hizo con el gas. “Se puede generar con un 10% o 15 % de cuota inicial y el resto ponerlo en cuotas de 7 a 8 años” y acotó que “mientras esto no se dé es muy difícil impulsarla, porque los bancos solo prestan a empresas con activos necesarios para garantizar esos créditos”. Manifestó, empero, que la electromovilidad es una oportunidad para fomentar la innovación en toda la cadena productiva: “Tenemos más de 300 proveedores en Perú que desarrollan diversos servicios, muchos componentes para Modasa y se van a enriquecer con nuestra nueva tecnología y van a tener que hacer estos cambios. Es muy favorable”. Sin embargo, lamentó que en el país no exista aún una política nacional para impulsar esta industria.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)