CRU: Se necesitarán US$120,000 millones para financiar proyectos de cobre y satisfacer demanda global

CRU: Se necesitarán US$120,000 millones para financiar proyectos de cobre y satisfacer demanda global

Para el analista principal del equipo de Análisis de Metales Base de la consultora CRU, Erik Heimlich, las energías renovables no convencionales y los autos eléctricos impulsarán la demanda de cobre en esta década; es decir, en el periodo de 2021-2030. En el último día del XII Congreso Internacional de Prospectores y Exploradores (proEXPLO 2021), con la ponencia “Mercado global de cobre: fundamentos de corto y largo plazo”, el economista indicó que los grandes actores mundiales como EE.UU., Unión Europea y China han anunciado metas de reducción de carbono.

Añadió que, según cálculos del CRU, se necesitarán unos US$120,000 millones para financiar los proyectos del metal rojo que posibiliten el abastecimiento de la mayor demanda y la disponibilidad de tales recursos es uno de los desafíos, en un contexto en donde las leyes de las minas disminuyen.

En lo que respecta al metal rojo, Erik Heimlich estimó que la volatilidad del precio del cobre continuará. “Esperemos que llegue a un máximo en el 2021 y baje un poco en los próximos años. Asimismo, habrá un ingreso de nuevas minas y habrá pequeños excedentes que se calculan serán de menos de 200,000 toneladas por año en un mercado de 25 millones de toneladas”, expuso.

Señaló que cuando hablamos de un superciclo del precio del cobre, esto se refiere a periodos prolongados de alza, como los que ocurrieron en los años posteriores a la guerra y recientemente con la industrialización de China, y ahora a este posible superciclo se ha sumado la transición energética.

Agregó que en China está en una transición menos intensiva de capital y trata de desarrollar sectores de alta tecnología; por ello el consumo de cobre a partir de 2030 dependerá de lo que ocurrirá con el consumo en el mundo fuera de China.

En otro momento de su ponencia, Erik Heimlich enfatizó que los bancos están evaluando cada vez más los riesgos sociales y ambientales, y que las calificaciones para las mineras son menores que para otros sectores. “El financiamiento dependerá de la correcta medición de los riesgos sociales y ambientales”, opinó. 

China ha realizado compras estratégicas para proteger y asegurarse el abastecimiento, dijo. “Ellos tienden a comprar cuando el precio es bajo y lo compran fuera de China; pero son sólo 3 meses del consumo. Además, la estrategia de China es que hizo mucha inversión anticipada (aun cuando sectores de la población de menor PBI per cápita no lo justificaba), como los trenes de alta velocidad o las redes eléctricas; y sabemos que en su octavo plan quinquenal esperan el desarrollo del sector servicios e industria de alta tecnología”, puntualizó Erik Heimlich.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)