Congreso amenaza con  detener Camisea y obligar al país a reemplazar gas natural por diésel

Congreso amenaza con detener Camisea y obligar al país a reemplazar gas natural por diésel

Felipe Cantuarias, presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH), en una enlace vía Skype para un programa de televisión, reiteró que un proyecto de ley en el Congreso amenaza con suspender el 50% del suministro de energía nacional y poner en riesgo la normalidad de las operaciones de Camisea, en el Cusco.

Indicó el presidente de la SPH en el programa 2020 que se trata de un proyecto de ley heredado del Congreso anterior y lo que se pretende hacer es  declarar la intangibilidad absoluta de zonas habitadas por comunidades originarias o nativas en situación de aislamiento o de contacto inicial, que abarcan 7 millones de hectáreas, 6 regiones, y que afectaría una serie de lotes de hidrocarburos, incluyendo los dos lotes de Camisea.

La norma, que ya tiene un dictamen de la Comisión de Pueblos Andinos y Amazónicos del Congreso, detendría inmediatamente Camisea, “que genera el 50% de la energía peruana, y con ello, obviamente, las tarifas eléctricas de todos los hogares del Perú subirán de precio y se afectaría el proyecto de Masificación de Gas Natural, el proyecto 7 Regiones en el Sur, y también subiría el precio del balón de gas de GLP, que el día de hoy se produce del gas natural de Camisea. Las consecuencias económicas serían muy duras”, advirtió Cantuarias.

La mitad de la energía eléctrica en el Perú proviene del gas natural. De paralizarse la producción en Camisea, un consorcio liderado por Pluspetrol, el país tendría que recurrir a otras fuentes de inmediato, principalmente diésel, un hidrocarburo mucho más contaminante que el gas natural y aún así, dijo Cantuarias, “habría que determinar si hay suficiente diésel para reemplazar el gas natural”.

Para el presidente de la SPH, el impacto del dictamen, de ser aprobado, tendrá un impacto económico “devastador” en las seis regiones que reciben el día canon y regalías por la explotación del gas natural. Cusco ha recibido más de US$1.000 millones por Camisea, a la fecha. Sumariamente, la policía y el ejército peruanos también perciben un porcentaje de las regalías generadas por Camisea. 

Según Cantuarias, las propias comunidades indígenas consideran que esta no es la solución, porque lo que ellos requieren es la presencia del Estado para cerrar una serie de brechas sociales arrastradas por décadas.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)