Comunidad de Huancuire acepta que recibió más de S/170 millones de Las Bambas

Comunidad de Huancuire acepta que recibió más de S/170 millones de Las Bambas

El asesor de la comunidad de Huancuire en la región Apurímac, Alexander Anglas, confirmó, según un informe de La República, que los comuneros recibieron S/122 millones a cambio de 1.900 hectáreas de sus tierras para el tajo Chalcobamba del proyecto minero Las Bambas. Luego admite también que recibieron S/ 50 millones más. La transacción se hizo en 2013. «Prácticamente les tasaron S/ 6.40 por metro cuadrado», dijo.

Según el abogado, la transacción se hizo en el marco de una serie de compromisos que asumió la minera, los mismos que —según su versión— no se habrían cumplido hasta el 2017. Ese año, la minera nuevamente hizo otro desembolso millonario para Huancuire.

Huancuire y Las Bambas acordaron un pago de S/100 millones adicionales. Según la minera, ese nuevo monto fue por 132 hectáreas extras, reclamo que estaba judicializado. En el primer acuerdo, MMG Las Bambas se comprometió con la construcción de un colegio y un puesto de salud. Los comuneros —siempre según La República— decidieron que no se hagan esas obras sino que se transfiera el dinero.

Anglas asegura que ese no fue el acuerdo. Según los comuneros, los S/ 100 millones debían ser un pago indemnizatorio por compromisos incumplidos hasta el 2017. Ahora bien, ambas partes coinciden que también se acordó el desistimiento de procesos judiciales en curso.

Lo cierto es que el 19 de diciembre de 2017, la comunidad recibió de Las Bambas S/50 millones como adelanto del nuevo acuerdo que pactaron. Hasta la fecha, la minera cumplió con el 72.5% del pago de los S/100 millones. El resto del dinero está programado a ser entregado este y el próximo año. El abogado desconoce el hecho, pese a los cheques de gerencia expuestos. 

En medio de pagos millonarios, Huancuire mantiene tomado el tajo minero desde el 14 de abril. Eso obligó a la compañía a suspender sus operaciones. Según el asesor, esas tierras tomadas corresponden a los caminos de herradura, pastos y colindancia autorizadas por la minera en el 2017 a favor de los comuneros. Sin embargo, Las Bambas catalogó la acción como una invasión.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)