Compañía de Minas Buenaventura supervisa sus relaveras desde el espacio

Compañía de Minas Buenaventura supervisa sus relaveras desde el espacio

Como parte de su visión hacia una minería más moderna y sostenible, Compañía de Minas Buenaventura viene avanzando en la reducción del número de relaveras inactivas de sus operaciones, construidas principalmente con el método “aguas arribas” en décadas pasadas, dijo Dayana Durán, jefa de Geotécnia de Buenaventura, en el marco del Jueves Minero, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), donde expuso junto a su compañero Thiago Nantes, gerente de Servicios Técnicos de dicha empresa minera.

Entre el 2019 y el 2021, Buenaventura pasó de tener 18 relaveras (13 inactivas y 5 activas) a solo 15 (10 inactivas y 5 activas) como recomienda su Plan de Gestión de Infraestructura, basado en las guías canadienses de la CDA (Asociación Canadiense de Presas) y la Asociación Minera de Canadá (AMC).  “De estas 10 relaveras inactivas, tenemos 7 relaveras antiguas cuyo método de construcción es aguas arriba, y las 3 relaveras restantes fueron construidas con el método aguas abajo”, apuntó.

Este 2021, Buenaventura realizó algunos trabajos de remoción de relaves en sus unidades Julcani (en la relavera 6), y en Uchucchacua (en la relavera Mesapata). Ambas inactivas. Adicional a ello vendió la unidad de Mallay, indicó Dayana Durán. “En el caso de las relaveras antiguas estamos iniciando todo un trabajo en Julcani, unidad que tiene muchos años de operación”, resaltó.

Las 5 relaveras activas de Buenaventura se ubican en sus unidades El Brocal (Pasco), Julcani (Huancavelica), Orcopampa (Arequipa), Uchucchacua (Lima), que son aguas abajo, y Tambomayo (Arequipa), que utiliza la moderna tecnología de relave filtrado.

Este Plan de Gestión de Infraestructura, emitido en julio de 2020, tiene un avance del 58% a nivel general. A la fecha, el esfuerzo de implementación empleó 3000 horas hombre, entre profesionales de Buenaventura y consultoras. Con este plan se ha recopilado toda la base de datos en un periodo de año y medio, también se ha realizado reportes de inspecciones para todas las unidades mineras, así como el monitoreo satelital InSAR (observaciones de radar de apertura sintética interferométrica).

“Por ejemplo, en el caso de El Brocal, el satélite pasa cada 12 días por la unidad y toma los datos sobre el movimiento del terreno. Esta información es recopilada, procesada y se lleva a un software en el cual se muestra el comportamiento del terreno a través de colores”, comentó. El monitoreo InSAR permite saber de manera precisa cuándo, dónde y cuánto se ha desplazado el suelo. En el caso de la unidad El Brocal se utilizan 1.5 millones de puntos para su monitoreo, precisó.

La tecnología más moderna que utiliza Buenaventura para el manejo de relaves es la relavera de filtrados en la unidad Tambomayo, en Caylloma (Arequipa), a más de 4600 msnm. Su capacidad es de 12.5 millones de metros cúbicos y una vida útil de 21 años. Esta tecnología también se utilizaría en el proyecto San Gabriel, en Moquegua.. La jornada también contó un panel de especialistas conformado por José Luis Lara, director de Lara Consulting; y los consultores en minería Siegfried Arce y Marita Chappuis.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)