Colapso histórico: petróleo WTI toca el fondo del fondo

Colapso histórico: petróleo WTI toca el fondo del fondo

El enemigo invisible, el coronavirus, ha puesto de rodillas a toda una poderosa industria. El petróleo de Estados Unidos cotiza en negativo por primera vez en su historia. El barril de West Texas Intermediate (WTI) no vale absolutamente nada. No hay espacio para almacenar toda la sobreproducción debido al recorte de la demanda originado por el Covid-19. El Dow Jones neoyorquino registra caídas cercanas al 2%.

El barril de crudo WTI, que se intercambiaba a US$60 por unidad a inicios de año, se hundió por completo este lunes. Y más: terminó la jornada en -US$37,63, un 227% menos que al inicio de la jornada. Un “precio negativo” significa que quien produce petróleo le paga a otro para que se lo lleve.

 La Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió el pasado miércoles de que este sería el peor año de la historia para el petróleo. Hoy los contratos a mayo valen cero y los futuros del WTI  de junio se contraen 15% en la plaza de Chicago, a US$21 el barril, un precio que amenaza con destruir miles de empleos.

El mundo tiene hoy una capacidad de almacenamiento adicional de 1.000 millones de barriles. “Dado el costo de sellar un pozo, un productor estará dispuesto a pagarle a alguien que disponga del barril, lo que implica un precio negativo en áreas sin salida al mar”, dice un reciente análisis de Goldman Sachs.

Los precios del petróleo siguen cayendo a pesar de que la OPEP+ (OPEP y sus aliados) acordaron a principios de mes reducir su producción en 9,7 millones de barriles diarios.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)